Roger Federer dice adiós al mundo del tenis de la mano de Rafa Nadal

·1 min de lectura

¿Qué importaba el resultado? Era anecdótico para todos. Se retiró Roger Federer.

Lamentablemente no pudo ser con victoria, ya que en el cuarto partido de la serie en la Laver Cup perdió el dobles junto con Rafael Nadal frente a Frances Tiafoe y Jack Sock por 6-4, 6-7 (2) y 9-11 en el O2 Arena de Londres.

Para donde la cámara y los ojos apuntaban había lágrimas. Las primeras eran obviamente del suizo, quien de manera oficial no tocará más una raqueta. Las segundas eran de su compañero en este duelo, el tenista español. Su incondicional. Rivales y amigos. Todo tipo de emociones compartidas. Faltaba esta, la de tristeza y alegría combinadas. Esa sensación inexplicable.

Muchísimo tiempo después, el tenista nacido en Basilea empuñó su arma más valiosa para deleitar al público. Y la inactividad no se notó: aces, toques suaves, slice por acá y por allá, más ese revés único.

El primer set fue a favor. Ya en el segundo manga ambos equipos perdieron el servicio en una oportunidad y todo se fue al tie-break, donde los estadounidenses estuvieron firmes. El match tie-break decidió el triunfo de estos y, aunque Federer y Nadal tuvieron matchpoint, no pudieron concretar y la victoria quedó para Tiafoe-Sock.

Con esta victoria, el Team World empató 2-2 frente al Team Europe. Pero volviendo al principio, esto queda en anécdota. Uno de los más grandes tenistas de la historia ha colgado la raqueta, y eso es lo importante.

Foto: Getty Images

VÍDEO: Roger Federer acabó su partido de despedida entre lágrimas y una gran ovación