Fernanda Contreras, la mexicana que se metió al grupo de élite del tenis mundial

·4 min de lectura
Fernanda Contreras durante su participación en el US Open (Photo by Robert Prange/Getty Images)
Fernanda Contreras durante su participación en el US Open (Photo by Robert Prange/Getty Images)

A principios de año poco se conocía de Fernanda Contreras, pero hoy en día se le reconoce como la gran referencia del tenis mexicano. Fernanda se convirtió en la tenista nacional más importante que se tiene en la actualidad en el circuito profesional al ingresar a tres de lo cuatro Grand Slam de manera consecutiva: Roland Garros, Wimbledon y el US Open; situación que ninguna mexicana o mexicano había logrado desde 1995 con Angélica Gavaldón.

A pesar de que sus participaciones en el draw principal fueron efímeras, pues en todas cayó en las primeras instancias, la potosina de 24 años tienen un largo camino aún por recorrer, por lo que participar en los máximos torneos de la WTA (Women's Tennis Association) ha sido un gran paso dentro de su carrera.

El momento en donde Fernanda ingresó a la “élite” de los torneos llegó el 21 de mayo, cuando una “desconocida”, pues en ese momento ocupaba el puesto 224 del ranking de la WTA, logró ingresar al cuadro principal del Roland Garros. Y fue en la arcilla más importante del mundo donde sostuvo su mejor participación, pues logró avanzar hasta la segunda ronda, donde cayó con un marcador de 6-0 y 6-3 ante la vigésima preclasificada, Daria Kasatkina. A pesar de la derrota, el resultado le otorgó el mejor ranking de su carrera deportiva, colocándola en el lugar 157.

Tras concluir su participación en el Abierto de Francia, el siguiente objetivo era Wimbledon. El escenario del césped sagrado al que Contreras ingresó, por medio de la qualy, al cuadro principal. Con este hecho rompía con 26 años de ausencia mexicana en el torneo londinense; la última vez que una mexicana participó fue en 1996, cuando Angélica Gavaldón jugó por quinta ocasión en el All England Club. Para este torneo la falta de recursos llevó a la joven tenista a presentarse sin entrenador, algo inusual en el máximo nivel. En el certamen Fernanda no pudo repetir su hazaña de Roland Garros, pues cayó en su debut ante la polaca Magna Linette, 6-1 y 6-4, en 60 minutos de partido.

Por si no fuera poco, la tenista no se quedó conforme de haber participado en dos Grand Slams, por lo que buscó el tercero con el US Open. Antes de acceder a la qualy de la competición, Fernanda intentó sumar puntos en diversos torneos de menor rango de la WTA, pero no tuvo mucho éxito, por lo que tuvo que encarar la etapa de clasificación como la 201 del mundo. Tras acceder al cuadro principal, cayó en la primera ronda tras ser derrotada por la checa Barbora Krejcikova, quien posee el número 23 en el ranking, y con un marcador de 6-0 y 6-4.

Con esta participación en el último evento de Grand Slam del año, la raquetista aseguró para la siguiente lista el lugar 175 del ranking mundial. Con estos logros, es una realidad que para el siguiente año los ojos del tenis mexicano estarán enfocados en ella, pues buscará nuevamente clasificar a los Grand Slam, y poder mejorar sus participaciones, manteniendo el nivel que ya demostró.

El tenis ha estado presente desde pequeña en la vida de la potosina, pues es una herencia familiar. Contreras es nieta de Francisco ‘Pancho’ Contreras, quien jugó en el circuito de la ATP (Asociación de Tenistas Profesionales) y que en 1962 fue parte del equipo mexicano, y pieza clave de la dupla que jugó la final de la Copa Davis.

Fernanda Contreras cuenta en su palmarés de las pistas con 2 trofeos de la ITF categoría 15 y 25, una medalla de plata en dobles de los Juegos Centro Americanos y del Caribe 2018 (pareja de Giuliana Olmos), además de logros como ser la sexta mexicana en el cuadro principal de un Grand Slam, la cuarta mexicana en el cuadro principal de Wimbledon y recientemente el ligar tres participaciones consecutivas en Grand Slams.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Yuridia y las cervezas ‘caguama’ alcanzan un nuevo nivel