Fernando Alonso empieza a sospechar que "El Plan" igual no va con él

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·4 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
MELBOURNE, AUSTRALIA - APRIL 7: Fernando Alonso, ESP, Alpine F1 Team being interviewed before the 2022 Australian Formula 1 Grand Prix on April 7, 2022 in Melbourne, Australia. (Photo by Clay Cross ATPImages/Getty Images)
Fernando Alonso abandera El Plan, de momento. Foto: Clay Cross ATPImages/Getty Images

El Plan. Un año y pico hablando de "El Plan" y olvidándonos de que no se trataba de algo de Fernando Alonso sino del equipo Renault bajo el patrocinio de Alpine. Tanto la vuelta a los circuitos del piloto asturiano como su infinita paciencia en 2021 con un coche de segundo nivel dependían de la mejora espectacular de un nuevo coche que supiera adaptarse mejor que las demás escuderías a la nueva reglamentación. De momento, bueno, problemas de fiabilidad aparte, parece que está luchando con Mercedes por el tercer escalón de la parrilla. No está mal, pero sabe a poco.

Aparte, como pasa siempre que uno va cumpliendo una edad, empiezan a surgir rumores. Alonso ha sido de lo más elogioso con su equipo en todo momento: no se le ha oído una crítica al coche ni al motor ni siquiera a las excesivas ansias de su compañero Esteban Ocon en Arabia Saudí. Pese a llevar solo dos puntos en dos carreras, el doble campeón del mundo sigue mostrándose optimista ante los medios y solo culpa a la mala suerte de sus problemas. Parece, además, que el coche va un poquito más rápido en Australia, que buena falta le hace.

Lo que está claro es que esto va para largo. Alpine no va a ser dominador este año. Alonso acaba de declarar que le gustaría pilotar tres años más, pero, sorprendentemente, ha abierto la puerta a que no sea en la escudería francesa. ¿Porque está a disgusto? No, porque no sabe si le van a renovar. Alonso, de 40 años, tiene contrato hasta final de temporada, con la idea de ir negociando año por año. Eso, en un principio, podía entenderse como una ventaja del asturiano, que podía replantearse su futuro si la cosa no iba como él esperaba. De repente, se ha puesto en su contra.

Como el propio Alonso afirmaba desde Australia, puede que Alpine esté buscando pilotos más jóvenes en los que confiar de cara al futuro. Ocon es el presente, pero quizá agradecería tener a alguien menos veterano a su lado, alguien que tuviera menos peso en el paddock, que no le pusiera tanta presión... También es comprensible que Alpine ande sondeando el mercado en busca de alguna perla que pueda llevar el coche aún más lejos. Ahora bien, como también dice Alonso, esto es una cuestión de resultados y de experiencia. Y, en eso, nadie le gana.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Una separación entre Alpine y Alonso parece ahora mismo impensable. ¿Quién va a ayudar más a desarrollar un coche que el español? Alonso se las sabe todas, ha pilotado todo tipo de bólidos en distintas modalidades, no solo Fórmula Uno, y, si uno quiere diseñar un coche campeón, tenerle a él al volante es una garantía de que ningún detalle se te va a escapar. Además, Alonso está ahí por pura pasión. Sabe que es muy improbable volver a ganar un título, ha ganado dinero como para cinco vidas, podría seguir explorando en la Fórmula Indy o en el Dakar o en pruebas de resistencia... pero se enamoró muy joven de la Fórmula Uno y no sabe decirle adiós.

En definitiva, Alonso no es el típico veterano que está de vuelta de todo. No. Alonso quiere trabajar, quiere ser parte de un proyecto, de un plan, y emocionarse con él. Nadie va a hacer mejor piloto a Ocon que Alonso. Eso lo tiene que saber hasta el propio francés aunque en ocasiones se ponga nervioso. Ahora bien, todo esto es a corto plazo, es decir, todo esto es solo la primera parte del plan. Es posible que, si los resultados no llegan, en Alpine se pongan nerviosos. Es posible que, por lo que sea, Alonso baje el nivel, pierda parte de esa ilusión...

Si quiere correr tres años más, eso son tres renovaciones. No son pocas. Si algún buen piloto se pone a tiro, puede que Alpine quiera intentarlo. ¿En qué situación dejaría eso a Alonso? Él ha dejado claro que quiere correr sí o sí, pero no le van a llamar de Mercedes, ni de Red Bull, ni de Ferrari, obviamente. Tendría que correr otra vez en McLaren o en algún equipo de muy última fila como le sucedió a Kimi Raikkonen el año pasado con el Alfa Romeo. Un enorme campeón como él no debería caer tan bajo.

De momento, la relación es perfecta. Los dos salen ganando el uno del otro. A cortísimo plazo, si esa relación se rompiera, los dos saldrían perdiendo bastante. Ahora bien, a partir de ahí, es el piloto el que queda más expuesto. ¿Le veremos con 43 años dando vueltas con un coche que no da el nivel igual que empezó con 21 en Minardi? ¿Será esa su manera de cerrar el ciclo? Esperemos no tener que descubrirlo. El Plan sigue, eso está claro, pero por primera vez Alonso insinúa que puede que siga sin él. En otras palabras, que es un plan ajeno. Con todo lo que eso conlleva.

Vídeo | La previa del GP de Australia

Otras historias que también te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente