Fernando de Paul: "Me encanta el fútbol pero lo que lo rodea me parece un asco"

Goal.com

Fernando de Paul (1991) mandó la pelota al córner en plenos descuentos del Colo Colo - Universidad de Chile del 2019 en el Monumental. Pablo Mouche lo sirvió y Julio Barroso le dio una nueva victoria al Cacique cuando no quedaba nada. La historia es conocida: Johnny Herrera recuperó el puesto, la U eliminó a Cobresal de la Copa Chile (luego perdería la final ante los albos con De Paul en meta) y le ganó a Iquique en el último duelo de la temporada que se suspendió por el estallido de la crisis social chilena. Los laicos igual acabaron en zona de descenso y Herrera no fue renovado: Tuto tomó el puesto y lo tiene más que firme en 2020, cuando ya disfrutan de una campaña cómoda. Pero le sigue dando vueltas haber perdido la posición en un momento de alto riesgo.

"Claro que me sentí mal, pero no anduve llorando porque hay que ser respetuosos. Hernán (Caputto) siempre va a buscar lo mejor para el equipo. Lo hablé con él y de la manera que me lo dijo estaba bien. Pero obvio hubo un bajón, pero conmigo mismo. No culpé a nadie y no cambié mi forma de entrenar. Sabía que en algún momento se podía revertir la situación. Tenía que estar bien de la cabeza. Afecta, pero si te bajoneas no vas a poder jugar más en este club", señaló en una entrevista con Las Últimas Noticias, con quienes luego fue todavía más puntual: "Creo que en los partidos que jugué no me hicieron muchos goles. Este de Colo Colo fue por una segunda jugada, tampoco es que me tiré y me pegué con la cabeza en el piso. Acá ganamos y perdermos todos".

El plantel y todo sobre la U 2020

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Sobre sus dudas con su actual plantel, el chileno-argentino aclara que existieron pero que siempre primó la institución: "En algún momento, sí (se quiso ir). Tuve ganas porque quería jugar. Pero era el precio de estar en la U". El nacido en Unión y Sociedad Italiana de Álvarez, con paso estelar por San Luis de Quillota, que hasta le dedicó una tribuna del estadio Lucio Fariña en su nombre, no polemizó cuando fue consultado por los dichos de Herrera sobre que fue él quien ayudó al equipo a zafar de las complicaciones del descenso.

De Paul explicó que "no le presto atención a todo lo que dicen mis compañeros porque a veces los sacan de contexto. Por eso no me encierro tanto en el fútbol. Cuando dije que no vi el Real Madrid - Juventus inmediatamente dijeron que De Paul no ve fútbol. A mí me encanta el fútbol, pero jugarlo. Después no me gusta lo que rodea, me parece un asco; los egos, el ambiente no me gustan. No miro el fútbol que miran todos. El campeonato lo veo, porque soy profesional. Ahora no es que me encierre a ver fútbol, porque también tengo una familia".

Jugar por Chile es otro objetivo para Tuto en el futuro cercano. Más bien, seguir jugando por La Roja, ya que sumó su primera presencia en 2018 cuando Perú goleó por 3 a 0 y ha sido suplente en otras tres ocasiones. Al respecto dijo que "yo me formé acá y mi hija es chilena, pero últimamente veo que es re-fácil postularse a La Roja. Hay que ser conscientes y respetuosos, porque este equipo creció mucho y no es fácil llegar a la Selección. En mi caso, no era nacionalizarme y decir que estoy listo para jugar. No, hermano, pará. Si tenés un montón de jugadores. En mi puesto juega Bravo que está en el Manchester City, Arias en Racing y Cortés en Colo Colo. Yo me concentro en la U y trabajo lo mejor posible. Es la única forma de que te llamen a la Selección".

Otras historias