Una vida de película

Fernando José Torres Sanz (20 de marzo de 1984, Madrid) siempre ha estado en boca de todos, como cualquier gran actor de cualquier gran película. Desde el día de su debut hasta hoy, 'El Niño' ha protagonizado un film extraordinario.

Su leyenda como futbolista del Atlético de Madrid comenzó a forjarse el 27 de mayo de 2001, cuando vistió la elástica rojiblanca por primera vez frente al Leganés, también de la capital española. En aquellos días, el Vicente Calderón no vivía jornadas felices: el 'Infierno de Segunda' ya había tocado la puerta de los colchoneros. Pero llegó Torres para, a fuerza de goles, empezar a cambiarle la vida a la parroquia madrileña.

El primero de muchos llegaría una semana después de su estreno. El joven de 17 años encarnaba un gran olfato goleador y, con el número '35' a la espalda, firmó un tanto contra Albacete en el Carlos Belmonte. El ariete se abría de cabeza las puertas del primer equipo de un gigante de España. Tan inolvidable para él habrá sido ese gol como el ascenso a la Primera División, logrado en la temporada 2001/2002. Por aquel entonces, Luis Aragonés era el entrenador y mentor del nacido en Fuenlabrada.

El ascenso de Torres en el equipo fue veloz. Por eso no sorprendió que fuera nombrado capitán del Atlético en su cuarta campaña como futbolista rojiblanco. Pese a su juventud, ese niño ya mandaba como un líder dentro del vestuario. Querido por todos, con carácter, talento y ambición, era el ideal para comandar a los capitalinos hacia un puesto de jerarquía en la Primera División.

Luis Aragones 2006

Hizo Torres goles de todos los colores con la camiseta del Atleti. Uno especialmente recordado fue el que le marcó al Betis en el Ruiz de Lopera en la temporada 2003-04, cuando empalmó un pase de 30 metros con un soberbio remate. Por cosas así se ganó la transferencia al Liverpool, suceso que dio lugar a uno de los momentos más emotivos de su carrera: la despedida del club de sus amores. 

Con sólo 23 años, y habiendo debutado con la Selección española a los 19, sus grandes actuaciones en el Manzanares le llevaron a Anfield a cambio de 28 millones de euros. Acompañado por el presidente Enrique Cerezo, ofreció una emotiva rueda de prensa de despedida en la sala Vip del Calderón. "Mi corazón siempre va a ser rojiblanco", diría a los periodistas. Aunque en la Premier League empezaría a ganar fama a nivel mundial, él mismo relataría que abandonar el Atlético fue "lo más duro" de su vida. 

Pese a todo, en Liverpool no iba a perder brillo. De hecho, el Chelsea pagó por él 58 millones de euros para llevárselo a Stamford Bridge en 2011 y convirtió a Torres en el sexto fichaje más caro del planeta, por detrás de Cristiano Ronaldo, Zlatan Ibrahimovic, Zinedine Zidane, Kaká y Luis Figo. El debut como 'Blue' fue precisamente ante los 'Reds'.

En el medio de tanto dinero, 'El Niño' ya le había entregado a España la primera Eurocopa de su historia con un gol a Alemania en la final del campeonato realizado en Austria y Suiza (2008). El seleccionador era Aragonés, su mentor en el Atlético. Si de La Roja se trata, también conquistó el mundo en Sudárfica 2010, aunque con Vicente del Bosque a la cabeza y sin haber disputado los minutos deseados: se lesionó poco antes de la cita intercontinental. Y aunque no marcó goles, al menos jugó los siete partidos del torneo. Sin ese aporte, con Del Bosque ganó también la Eurocopa de 2012.

HD Fernando Torres Spain Euro 2008

Torres se bañaba de gloria con la Selección al tiempo que perdía brillo con el Chelsea, pero se las ingeniaba para ganar la Liga de Campeones con los ingleses. En la Champions de 2012, pese a no tener gran participación en la final, ayudó con un gol a eliminar al FC Barcelona en semifinales y en el mismísimo Camp Nou. Pero tan distinto fue el Torres del Chelsea al del Liverpool o al del Atlético que muchos se reían de él cada vez que fallaba o cada vez que marcaba. Cualquier circunstancia daba motivo para la crítica. 

Su sequía goleadora lo llevó a ser cedido al Milan, donde tampoco tuvo éxito. En el mercado invernal europeo de 2015, después del fracaso en Brasil con España en 2014, volvía a la que había sido su casa procedente de San Siro. El madrileño ponía fin a su periplo por el extranjero para regresar al Calderón con la vitola de la eterna estrella.

Desde entonces, se mantiene a las órdenes del Diego Simeone rodando cada día una nueva escena de su propia película. Como en la que gana al Real Madrid por primera vez (2015), o como en la que marca su gol 100 en el Atlético (2016). La última la grabó a principios de marzo, en Riazor, donde sembró el pánico tras una disputa aérea con el jugador del Deportivo La Coruña Alex Bergantiños. Algunos actores, aterrados, miraban al protagonista inmóvil en el césped. Otros intentaban salvarle la vida. Lo sabe Gabi, que se llevó un mordiscón al querer abrirle la boca.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines