De la Barrera pretende un Deportivo que mande y que sea "profundo y vertical"

Agencia EFE
·3 min de lectura

A Coruña, 13 ene (EFE).- El nuevo entrenador del Deportivo, Rubén de la Barrera, aseguró este miércoles que pretende conseguir un equipo que mande y provoque en el terreno de juego, que sea "profundo y vertical", que no esté a la expectativa, y abogó por asumir que es favorito a ascender a Segunda División y afrontar esa situación desde la "seguridad y estabilidad".

Después de haber dirigido el primer entrenamiento en la Ciudad Deportiva de Abegondo, De la Barrera compareció en una rueda de prensa telemática y se mostró convencido de que esta etapa "va a salir bien".

"Hay necesidad de competir, de mirar a todo el mundo a los ojos, y nuestro objetivo es intentar acercarnos al mejor equipo que podamos llegar a ser en un espacio cortito de tiempo", advirtió.

"Agradecido por la confianza" que ha depositado en él el club, inició su comparecencia con un mensaje de "reconocimiento y admiración hacia el anterior" entrenador, Fernando Vázquez, y por lo que va a "seguir significando" para el Deportivo "a pesar de que se haya producido este cambio".

Asumió que tiene por delante un "desafío maravilloso" en el equipo de su ciudad y con "un objetivo claro y bien definido", el del ascenso.

"Venimos a full y a por faena, somos conscientes del momento en que estamos y lo que queda por venir. Tenemos que dotar al equipo de recursos para que tenga opciones de ganar todos los partidos, crear ocasiones y conceder nada", aseguró.

Dijo que se encontró en su primer día de trabajo "un vestuario espectacular, abierto, que escucha, quiere y repleto de buena gente", una plantilla que tiene que lidiar con la exigencia de estar en uno de los nueve campeones de Liga, obligado a regresar al fútbol profesional.

"La presión tiene que ver con la historia y lo que significa este club a todos los niveles. Pero debemos ser conscientes de que nuestra realidad es Segunda B y hay que asumir que somos favoritos al ascenso. Eso se afronta desde la seguridad, desde mostrarnos estables. No podemos oscilar y fluctuar emocionalmente hablando en función de lo que va sucediendo", precisó.

Señaló que en la primera parte de la temporada vio "un equipo estable, comprometido, habituado a defender con una gran cantidad de jugadores" y afirmó que espera beneficiarse de ese trabajo e incidir en otros aspectos.

"Somos el Dépor y hay que ganar, y para ganar hay que hacer muchas cosas bien", apuntó el técnico, quien señaló que aspira a un equipo que vaya a "mandar y provocar cosas", ya juegue en Riazor o en otro campo.

En este sentido, admitió que "los buenos momentos" que ha tenido en su vida le han pasado "por ir a fuego" y eso es lo que, anunció, hará en el Deportivo.

"Vamos a toda velocidad, pero intentando generar seguridad. No se trata de volcarlo todo en un día", arguyó De la Barrera, "tranquilo por la capacidad de los jugadores" y deseoso de ver a un Deportivo "profundo, vertical y que, cuando tenga la pelota, haga daño".

Pidió a afición, a la que consideró de "primerísima división", directiva, jugadores, staff, e incluso a la prensa, avanzar "unidos" e ir con el "Depor a muerte".

(c) Agencia EFE