El fichaje de Alonso por Aston Martin es una sorpresa, pero tiene sentido

·3 min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Gran Premio de Hungría

Por Alan Baldwin

LONDRES, 1 ago (Reuters) - El cambio de Fernando Alonso de la escudería Alpine, propiedad de Renault, a su rival en la Fórmula 1, Aston Martin, fue un anuncio sorprendente el lunes, pero también tiene sentido.

La rapidez del acuerdo fue quizás la mayor sorpresa, ya que Aston Martin no perdió tiempo en sustituir a uno de los grandes del deporte, el cuatro veces campeón del mundo Sebastian Vettel, por otro.

Vettel había anunciado el pasado jueves su retirada al final de la temporada, lo que desencadenó una inmediata especulación sobre su sustituto.

El doble campeón del mundo Alonso figuraba en un lugar destacado en esa lista, dado que el español aún no había llegado a un acuerdo para continuar con Alpine, a pesar de que el piloto más veterano de la parrilla cumplió 41 años el pasado viernes.

Alpine tiene a su disposición al australiano Oscar Piastri, reserva de 21 años, un piloto que ha ganado una serie de títulos junior al primer intento, incluido el campeonato de Fórmula 2 del año pasado.

El jefe del equipo, Laurent Rossi, había hablado el mes pasado de la posibilidad de prestar a otro equipo durante un año a Piastri, muy valorado pero todavía con mucho que aprender.

Sin embargo, el español quería un contrato a más largo plazo, y era poco probable que aceptara un papel secundario de suplente, esencialmente para volver a mantener un asiento caliente para un tercero, después de una temporada en la que ha tenido varios desencuentros con su compañero de equipo Esteban Ocon.

La apuesta de Aston Martin, que deja claro que Alonso era su primera opción, le habrá convencido de que este es un equipo que va en serio, incluso si todavía están muy lejos del podio.

En Aston Martin obtiene seguridad, con un contrato sin duda muy lucrativo de varios años y una última vuelta de tuerca con un equipo que se beneficiará de su experiencia y reputación mientras construyen su futuro.

"La contratación de un talento especial como Fernando es una clara declaración de intenciones de una organización que se ha comprometido a desarrollar un equipo ganador de Fórmula 1", dijo Aston.

Alonso también consigue permanecer en la cúspide del deporte y establecer más récords de longevidad -más vueltas y más carreras-, si no de victorias y títulos.

Su compañero de equipo, el canadiense Lance Stroll, hijo del multimillonario propietario de la escudería, Lawrence, está seguro y tiene poco que temer.

La victoria sobre uno de los hombres más rápidos que ha visto este deporte le dará cierto prestigio, aunque perder ante un campeón de estas características es mucho más fácil de digerir que la derrota en igualdad de condiciones ante un joven rival.

También puede ser una satisfacción para el equipo el hecho de haberse impuesto a Alpine, cuyo director, Otmar Szafnauer, abandonó Aston Martin en enero.

Sin embargo, la marcha de Alonso también facilita las cosas a Alpine, ya que Piastri es ahora la opción obvia para acompañar al francés Esteban Ocon.

La Fórmula 1, un deporte cada vez más dominado por los jóvenes pilotos, se queda con una de sus estrellas consolidadas tras las salidas de Vettel y, el año pasado, del campeón del mundo de 2007, Kimi Raikkonen.

(Reporte de Alan Baldwin; edición de Christian Radnedge; traducción de Darío Fernández)