Braithwaite al Barça: un disparate deportivo, económico y ético

Yahoo Deportes
Martin Braithwaite disputa una pelota junto a Gerard Piqué en el Camp Nou. (Foto Jose Breton/Breton/Pics Action/NurPhoto via Getty Images)
Martin Braithwaite disputa una pelota junto a Gerard Piqué en el Camp Nou. (Foto Jose Breton/Breton/Pics Action/NurPhoto via Getty Images)


El Barça ha condenado al Club Deportivo Leganés al descenso después de arrebatarle su máximo goleador, Martin Braithwaite, al aprovecharse de una regla que no tiene ningún sentido. Si bien el club azulgrana está autorizado por la Liga para incorporar un nuevo jugador por la lesión de larga duración de Ousmane Dembélé, la realidad es que la junta directiva del Camp Nou ya tuvo todo el tiempo del mundo en enero para reforzarse, pero decidió hacer aún más corta su plantilla en un ejercicio de irresponsabilidad deportiva y tacañería económica.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

De este modo, el danés y sus seis tantos vuelan de Butarque y dejan cojo a un equipo al que la propia competición sabotea con una regla absurda. Así, la Liga no permite al Leganés acudir al mercado de fichajes pese a perder a una pieza absolutamente vital en su lucha por la permanencia en Primera División y el equipo de Javier Aguirre deberá afrontar unos meses de infarto sin sus dos delanteros titulares, Youssef En-Nesyri, quien ya fichó por el Sevilla, y el citado Martin Braithwaite.

Por otro lado, el Barça se hace con los servicios de un futbolista que no servirá para paliar la baja por lesión de Luis Suárez ni para tapar la falta de gol azulgrana y la secretaria técnica sobrepaga (18 millones de euros) por un futbolista que si bien para el Leganés es una mina de oro, para el club catalán solo será un recurso muy puntual. Otro disparate de una dirección deportiva que la temporada pasada ya trajo a Kevin Boateng como refuerzo invernal.

En este sentido, la compra de Braithwaite por parte culé es legal porque así lo dice la ley, pero éticamente es amoral y rastrera y vuelve a signifcar un puñetazo en el mentón a nivel reputacional para una junta directiva a la que el término ‘respeto’ ya le queda muy lejos. ¿Por qué de entre todos los equipos de la Liga debía escoger al más necesitado? El Barça desmonta al Leganés y reduce sus opciones de mantenerse en la Liga.

Sin embargo, cabe parar atención en un punto que si bien se ha pasado por alto, es ciertamente revelador. El Barça se deshizo de Carles Aleñá, cedido al Betis, Carles Pérez, cedido a la Roma, y Abel Ruiz, cedido al Sporting de Braga en una demostración por todo lo alto de falta de confianza hacia su propia cantera. Tantos años presumiendo de La Masia para, en el momento más necesario, no recurrir a ella e infravalorar su talento.

En resumen, el Leganés paga los platos rotos de una planificación deportiva azulgrana pésimamente ejecutada, una norma liguera injusta e irracional y sufre las consecuencias de una directiva a la que, con toda la reputación perdida, solo le queda un cartera llena de dinero para poder alcanzar sus objetivos.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias