La fiesta del fútbol europeo se cita en Bucarest

Bucarest, 30 nov (EFE).- Bucarest se convirtió este sábado en el corazón futbolístico de Europa, con motivo de un sorteo de la fase final de la Eurocopa de 2020 que congregó en la capital rumana a la flor y nata del deporte rey del continente.

Además de los seleccionadores de los equipos clasificadas, entre los que hay numerosos nombres clásicos del panorama futbolístico europeo, la gala en que se decidieron los grupos para la Eurocopa contó con la presencia de multitud de leyendas retiradas que se reencontraban después de años, esta vez fuera del terreno de juego.

Sobre la moqueta roja que daba entrada al mayor palacio de congresos de Bucarest, Romexpo, desfilaron exfutbolistas como Luis Figo, el rumano que fuera su compañero en el Barcelona Gica Popescu o el exmadridista Davor Suker, que ahora preside la Federación Croata.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

La gala, a la que le puso música la Orquesta Filarmónica de Bucarest, empezó con un espectáculo de danza y acrobacias plagado de referencias futbolísticas y a las 12 ciudades europeas que acogerán la Eurocopa de 2020, a cargo del grupo canadiense 7 Fingers.

Su director es Giorgio Tuinfort, que ha compuesto la canción de la Eurocopa 2020 y ya ha colaborado antes en varias ocasiones con la UEFA.

El evento sirvió asimismo para mostrar un fragmento del vídeo y la canción oficial de la Eurocopa de 2020, que es obra del DJ holandés Martin Garrix, que subió al escenario para saludar al público.

Un vídeo acompañado con música de Garrix interpretada por la Orquesta Sinfónica de Bucarest mostró imágenes de las 12 ciudades anfitrionas y sirvió para presentar en sociedad a la mascota del torneo, Skillzy.

Los asistentes que llenaban Romexpo vieron después un vídeo con los mejores momentos de la pasada edición de la Eurocopa, que se disputó en Francia en 2016 y en la que se impuso Portugal por primera vez en su historia.

Dos futbolistas de aquel combinado portugués, Joao Mario y Ricardo Carvalho, subieron el trofeo al escenario y recordaron la euforia que su triunfo despertó en Portugal.

Mario y Carvalho son dos de los once embajadores de la Eurocopa de 2020 que ejercieron de manos inocentes en el sorteo.

Además de los dos futbolistas portugueses, entre los embajadores se cuentan el italiano Francesco Totti, el holandés Ruud Gullit, el francés Marcel Desailly, el alemán Philipp Lahm y el español Iker Casillas.

El maestro de ceremonias durante del sorteo fue el vicesecretario general de la UEFA, el Giorgio Marchetti. Antes de que comenzaran a extraerse las bolas, el italiano dio suerte a todos los participantes y recordó que el torneo celebra el año que viene "el 60 aniversario de la competición".

La leyenda de la Roma Francesco Totti sacó la bola con el nombre de España, mientras que el exfutbolista del Olympique de Marsella, el Milan y el Chelsea Marcel Desailly extrajó la que adjudicó a La Roja el grupo E.

Bucarest se ha volcado con el sorteo, y ha iluminado las principales calles de la ciudad con motivos futbolísticos y referencias al torneo.

Rumanía ha dado gran importancia a esta reunión del fútbol europeo, y el primer ministro de este país del Este de Europa, Ludovic Orban, ha asistido a la ceremonia del sorteo junto al presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin.

Otras historias