Figueras:"Si en algún escenario es posible sorprender al Barça es en la Copa"

Agencia EFE

Madrid, 14 feb (EFE).- "Hemos tenido la peor suerte, pero si hay un escenario en el que es posible sorprender al Barcelona es en la Copa", señaló el pivote del Fraikin Granollers, Adrià Figueras, que se aferra al carácter sorprendente de la Copa del Rey, pese a que el Barça no ha dado ninguna opción a sus rivales en los últimos años, tras imponerse de manera consecutiva en las seis últimas ediciones.

El Fraikin Granollers, finalista en los años 2014 y 2015, fue el peor parado en el sorteo de la fase final de la Copa del Rey que se celebró este viernes en Madrid, tras tras quedar emparejado en los cuartos de final con el Barça, el rival que como reconoció el propio Figueras, "nadie quería".

"Evidentemente ninguno de los equipos que estábamos aquí queríamos enfrentarnos con el Barcelona, pero si hay una competición que es propicia para las sorpresas es la Copa. A un sólo partido y en un campo neutral, es el escenario que mejor se adapta para poder sorprender al Barcelona, aunque sabemos que será muy complicado", señaló Figueras en declaraciones a la Agencia EFE.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Aunque si alguien sabe lo que es vencer al todopoderoso conjunto azulgrana, ese es el Fraikin Granollers, el único equipo que ha sido capaz de ganar al Barcelona en los últimos siete años en cualquier competición nacional, tras imponerse por 28-29 en su visita al Palau Blaugrana en abril de 2018.

"Creo que eso corre en nuestra contra, porque la verdad es que desde que les ganamos, los partidos con ellos han sido muy, muy duros", explicó el pivote internacional español.

Un antecedente, que no parece pesar en el Barça, el intratable líder de la Liga Sacyr ASOBAL, que se impuso por un contundente 38-24 al conjunto vallesano en el encuentro liguero que ambos conjuntos disputaron el pasado mes de octubre.

"No pensamos en eso, pensamos que es un derbi y los derbis siempre hay ganas de jugarlos y de ganarlos. El Granollers es un equipo que nos lo ha puesto difícil cada vez que hemos jugado con ellos y más a partido único, que sabes que pude pasar cualquier cosa, por lo que tendremos que salir al cien por cien", señaló el extremo del Barça Aleix Gómez en declaraciones a EFE.

Pero el Fraikin Granollers será tan sólo el primer escollo del conjunto azulgrana en su camino hacia la consecución de su vigésimo cuarto título de la Copa del Rey, el séptimo de manera consecutiva, que buscará del 6 al 8 de marzo en la Caja Mágica de Madrid.

En el caso de derrotar al Fraikin Granollers los de Xavi Pascual se enfrentarían en las semifinales con el vencedor de la eliminatoria entre el ABANCA Ademar de León, segundo clasificado de la Liga Sacyr ASOBAL, y el BM. Logroño La Rioja, tercero.

"Nos ha pasado todo lo peor que podía pasarnos, porque como todos los equipos venimos a esta competición con la intención de conseguir esa plaza en la Copa EHF que queda para los mortales y si ya caer en el lado del cuadro del Barça te lo complica, si además te toca el Ademar, que creo que es con el Barcelona el equipo más en forma, los hace todavía más difícil", señaló el segundo entrenador del BM. Logroño, Rubén Garabaya a la Agencia EFE.

Y es que el técnico del conjunto riojano no dudó en destacar el paso adelante que ha dado el ABANCA Ademar de León con la presencia en el banquillo del exseleccionador español Manolo Cadenas.

"Manolo imprime siempre ese carácter a todos sus equipos y además se rodea de jugadores con ese mismo espíritu en una combinación que les esta dando muy buenos resultados", explicó Garabaya.

Elogios que no hacen confiarse al pivote argentino del Ademar de León, Gonzalo Carou, que todavía recuerda la derrota (21-20) encajada ante los riojanos en la semifinales de la Copa del Rey disputada hace dos años en Madrid.

"Esperemos que no se repita lo de entonces y para ello tenemos que estar concentrados los sesenta minutos, porque Logroño es una maquinita que le puedes sacar cinco goles, pero poco a poco se van a meter en el partido y tienes que jugar muy concentrado durante todos el partido tanto en ataque como en defensa, porque no tienen un punto débil", indicó Carou en declaraciones a EFE.

Mucho más felices eran los rostros en los representantes de los equipos que conformarán la parte baja del cuadro, entre los que parte como gran favorito para alcanzar un puesto en la final el Bidasoa Irún, que se medirá en los cuartos de final a un debutante en estas lides como el BM. Benidorm.

"Sí existe esa presión, pero la presión también es buena. Hemos pasado de ser el equipo revelación a ser uno de esos equipos que tienen la obligación de ganar. Tenemos ese cartel de favoritos y hay que acostumbrarse tanto como club, como indivualmente, pero es una presión que tenemos asumida", afirmó el entrenador del Bidaosa, Jacobo Cuétara, a EFE.

Todo lo contrario que el BM. Benidorm, que tras quedarse los dos últimos años a las puertas de la fase final, debutará, por fin, en el torneo, liberado de toda presión, como reconoció el portero brasileño Leo Tercariol.

"Es algo nuevo para el club y lo afrontamos con la ilusión a tope. Aunque sabemos que el Bidasoa es un rival muy difícil, siempre hemos hecho muy buenos partidos contra ellos, y luego Cuenca y Anaitasuna son equipos de nuestro nivel, por lo que creo que podemos hacer algo bueno en esta Copa", indicó Tercariol a EFE.

La misma ilusión con la que afrontará al competición el Helvetia Anaitasuna, pese a medirse en los cuartos con el finalista de la pasada campaña, el Liberbank Cuenca, un duelo del que saldrá el rival en las semifinales del choque entre guipuzcoanos y alicantinos.

"Ellos quizá tiene un poco la ventaja de la experiencia, pero nosotros acabamos la primera vuelta ganado tres de los cuatro últimos partidos y aunque sabemos que Cuenca va a ser un rival durísimo, al menos tenemos la posibilidad de jugar un partido con la ambición de poder ganar", concluyó el técnico del Anaitasuna Iñaki Aniz en declaraciones a EFE.

Otras historias