Finnair perdió 523,2 millones de euros en 2020 por la pandemia de covid-19

Agencia EFE
·2 min de lectura

Helsinki, 18 feb (EFE).- La aerolínea finlandesa Finnair tuvo una pérdida neta de 523,2 millones de euros en 2020, frente a los 74,5 millones de beneficio del ejercicio anterior, debido al fuerte impacto de la pandemia de la covid-19 en sus operaciones, informó este jueves la compañía.

Finnair, cuyo principal accionista es el Estado finlandés, registró una pérdida bruta de explotación (ebitda) de 120,7 millones de euros, frente a los 486,2 millones que ganó en 2019.

Su pérdida operativa se situó en 464,5 millones de euros, ante el beneficio de 160 millones de euros del año anterior, debido al desplome de sus ingresos por la pandemia, que se redujeron notablemente más que los costes operativos.

Finnair redujo su facturación un 73,2 % interanual, hasta los 829,2 millones de euros, con caídas en todas sus áreas de negocios por el derrumbe de la demanda como consecuencia de las restricciones de vuelos por la pandemia de covid-19.

Al mismo tiempo, sus costes operativos disminuyeron un 50,8 % y se situaron en 1.473 millones de euros, gracias sobre todo al notable ahorro en combustible por la suspensión de miles de vuelos y a los despidos temporales de casi todo su personal.

En 2020 Finnair transportó un total de 3,48 millones de pasajeros, lo que supone un descenso del 76,2 % respecto a las cifras de 2019, año en el que batió su récord histórico anual con 14,65 millones de viajeros.

Este desplome provocó que la facturación por venta de billetes se redujese un 78,7 % interanual, hasta los 528 millones de euros, con una caída especialmente marcada en sus rutas a Norteamérica, Asia y Europa.

El tráfico de pasajeros entre Finlandia y el resto de Europa, la principal fuente de ingresos de Finnair, facturó 224,6 millones de euros, un 75,5 % menos que el año anterior, mientras que las rutas asiáticas se desplomaron un 82,8 %, hasta 186 millones de euros.

En cambio, el negocio del transporte de mercancías no acusó tanto el impacto de la pandemia y redujo su facturación un 16,2 % interanual, hasta 177,7 millones de euros.

"El año 2020 pasará a la historia como el más difícil en tiempos de paz en los cien años de existencia de la aviación comercial", afirmó en un comunicado el consejero delegado del grupo, Topi Manner.

Dada la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia, la compañía finlandesa no quiso hacer pronósticos para el ejercicio 2021 y se limitó a señalar que espera una recuperación del tráfico aéreo a partir del verano, a medida que avancen las vacunaciones en todo el mundo.

(c) Agencia EFE