¿Quién frena a Boca?

El punto que el Xeneize sacó en La Plata tomó otro valor con la derrota de Newell's ante Independiente. Así, llega al Superclásico con más aire.

Estudiantes goleó a Aldosivi en Mar del Plata el viernes; el sábado, Racing le ganó a Sarmiento y Newell's a Arsenal; y el domingo, un ratito antes de su propio partido, River venció a Quilmes. Los cuatro escoltas de Boca en el torneo habían ganado y esperaban por una mano de Vélez en Liniers, un terreno siempre hostil. Pero el Xeneize respondió con, acaso, el mejor partido de lo que va del 2017.

Sacando la fecha pasada, en la que debió jugar el sábado por la noche, el conjunto de Guillermo Barros Schelotto suele salir a la cancha con los resultados puestos de sus perseguidores. La particularidad esta vez fue que todos habían sumado de a tres y soñaban con, aunque sea, descontarle algún que otro punto. Si el objetivo en la previa era tratar de escaparse, aprovechando algún tropezón, cuando llegó el momento de pisar el cesped del Amalfitani lo único que se podía hacer era mantener la distancia.

"No lo sentimos como presión. Faltan 11 partidos y queda mucho, más allá de los puntos que hay de distancia. Seguramente se va a acortar porque hay mucha paridad", expresó el DT tras el triunfo. Mientras el Guille elige la cautela puertas para afuera, puertas para adentro sabe que, poco a poco, su equipo hace méritos para quedarse con el título: gana los partidos que tiene que ganar y, cuando puede, lo hace con el estilo que más le gusta al técnico.

Desde que empezó el año, el Mellizo tuvo que atajar varios penales, entre ellos encontrar en dos oportunidades distintas el funcionamiento sin Tevez primero y sin Gago -ni Sebastián Pérez- después. Así y todo, el plantel dio la cara con cuatro triunfos y una sola derrota para demostrar que no solo no le pesa las ausencias de sus figuras, sino que tampoco lo hace el cartel de candidato.

El fixture de abril, encima, le sonríe: el próximo fin de semana recibe a Patronato, luego visita a Atlético de Rafaela, que está en descenso directo, y luego jugará con Arsenal, también en la zona roja. Pero el mes lo cerrará ante el Pincha, uno de los que no se quiere bajar de la pelea, justo antes del Superclásico en La Bombonera. Es decir que tendrá tres partidos accesibles y, luego, dos con rivales directos. ¿Quién lo frena?

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines