Los futbolistas del Nápoles tienen derecho a no respetar la concentración punitiva

EFE/EPA/CIRO FUSCO
EFE/EPA/CIRO FUSCO

Roma, 6 nov (EFE).- Los futbolistas del Nápoles tienen derecho a no respetar la concentración punitiva ordenada recientemente por su presidente, Aurelio De Laurentiis, pues el derecho deportivo no prevé que los clubes puedan obligar a sus futbolistas a pasar la noche lejos de sus viviendas como forma de castigo.

El acuerdo colectivo que en Italia los futbolistas firman con sus clubes no prevé que haya concentraciones punitivas como la que ordenó De Laurentiis, quien quiso que sus jugadores se quedaran en el centro deportivo hasta el próximo domingo a causa de los últimos resultados negativos, explicó a EFE el abogado experto en derecho deportivo Angelo Cascella.

"Este tipo de medidas no forman parte del acuerdo colectivo. No hay derecho del club a imponer una concentración punitiva a sus jugadores. Los futbolistas son trabajadores subordinados. Tienen horarios, entrenamientos, partidos y concentraciones previos a los encuentros", aseguró Cascella, quien en su larga carrera representó y representa a atletas y entrenadores de élite del fútbol.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

"El Nápoles justificó la concentración punitiva como 'exigencias técnico deportivas'. ¿Cuáles son las necesidades técnico deportivas que justifican que los jugadores regresen al centro deportivo a las doce de la noche, tras un partido europeo, en vez de juntarse con sus familias?", reflexionó.

El Nápoles arrancó la presente temporada con el objetivo de pelear hasta el final por el título liguero, pero ha sumado solo dos puntos en las últimas tres jornadas y se ha quedado actualmente fuera de los puestos europeos de la clasificación.

De Laurentiis consideró recientemente que sus jugadores no están compitiendo con el compromiso y las motivaciones necesarias y por esta razón ordenó a Ancelotti concentrarles hasta el domingo en el centro deportivo de Castel Volturno.

A pesar de esto, los futbolistas se negaron el martes a subir al autobús que les llevaría a la ciudad deportiva tras el compromiso europeo contra el Salzburgo y regresaron a sus viviendas a bordo de coches propios.

Cascella destacó que los clubes sí tienen derecho a castigar a sus futbolistas en casos de expulsiones, faltas duras o declaraciones fuera de las reglas, pero negó que la petición del presidente De Laurentiis pueda entrar en este tipo de contexto.

"Una concentración punitiva a las doce de la noche no forma parte de estas obligaciones", dijo a EFE, antes de manifestar el deseo de que tanto la directiva del Nápoles como los futbolistas renuncien a medidas legales y arreglen la situación en armonía.

"Son unas quejas por parte de ambos. El sentido común impone seguir adelante. Hablamos de un club que está a punto de pasar un grupo de la Liga de Campeones, el rendimiento es óptimo. Ayer (por el martes) con un poco de suerte habría podido ganar", prosiguió.

El Nápoles, que fue castigado por De Laurentiis con la concentración tras encadenar tres partidos sin victorias en la Serie A, empató 1-1 este martes ante el Salzburgo austríaco y está ahora a solo tres puntos del pase a octavos, a falta de dos jornadas para que acabe la fase de grupos.

Andrea Montolivo

Otras historias