Gaku Shibasaki: dos años de luces y sombras en Getafe

Agencia EFE
El jugador Gaku Shibasaki. EFE/Yuri Edmundo/Archivo
El jugador Gaku Shibasaki. EFE/Yuri Edmundo/Archivo

Getafe (Madrid), 14 jul (EFE).- El japonés Gaku Shibasaki, con su fichaje por el Deportivo hasta 2023, pone fin a dos temporadas de luces y sombras en Getafe marcadas por algunas buenas actuaciones y partidos para olvidar, pero también con el orgullo de haber formado parte de la histórica plantilla que finalizó quinta la última campaña.

Gaku llegó a Getafe en 2017 como un refuerzo exótico para el centro del campo. Su aterrizaje en el Coliseum Alfonso Pérez vino acompañado de una buena nómina de periodistas nipones dispuestos a contar las hazañas de uno de sus futbolistas más internacionales y que durante dos temporadas no han faltado a su cita quincenal en el coliseo azulón.

Su trayectoria en el equipo madrileño fue de más a menos. Empezó jugando mucho y siendo protagonista, como con aquel gol de volea que le marcó al Barcelona en el Coliseum el 16 de septiembre de 2018. En ese mismo encuentro, unos minutos después de celebrar su primer tanto en la Liga española, se lesionó y estuvo dos meses y medio fuera.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Tras recuperarse volvió a jugar contra el Eibar, en un duelo que fue todo un homenaje a Japón por parte de la Liga y en el que compartió protagonismo con otro compatriota, Inui, en las filas del conjunto vasco.

Sin embargo, su llama, con el paso de las jornadas, fue apagándose. Alternó titularidad con suplencias aunque pudo disfrutar de la experiencia de jugar en estadios como el Camp Nou, Santiago Bernabéu o el Sánchez Pizjuan, aunque en algunos casos con actuaciones discretas.

La siguiente temporada, José Bordalás lo relegó a un segundo plano y en los despachos del club se le colgó el cartel de transferible, aunque de puertas hacía afuera siempre se negó.

Las lesiones, la competencia en su posición, la apuesta de Bordalás por jugar con dos delanteros en muchos partidos y su desconexión con la plantilla a mitad de curso por su marcha a la Copa Asia marcaron una temporada en la que solo disputó nueve encuentros.

Aún así, en el tramo final de campeonato, con el Getafe tratando de mantener la cuarta plaza de la clasificación, Bordalás apostó por él de inicio en partidos importantes frente a Sevilla, Real Sociedad, Barcelona y Villarreal.

Como uno más, terminó el curso celebrando una histórica quinta plaza en la clasificación aunque consciente de que su presencia la siguiente temporada en Getafe se antojaba difícil.

En el Deportivo, y con el reto de ascender a Primera, Gaku Shibasaki está llamado a ser uno de los protagonistas del conjunto gallego. Los minutos no se los van a regalar y la exigencia va a ser la misma, puesto que detrás hay una ciudad entera volcada con su equipo y todo lo que no sea subir de categoría será un fracaso para el cuadro blanquiazul.

A sus 27 años, y tras disputar la Copa América con Japón en Brasil, su fichaje por el Deportivo le llega en el momento de mayor madurez de su carrera profesional. El equipo gallego le ha fichado para que sea una de sus estrellas y el nipón debe responder en el campo con un papel protagonista que de inicio no tuvo ni en Tenerife ni en Getafe.

Con su traspaso al Deportivo, Gaku Shibasaki se despide de Getafe de la misma manera discreta que llegó. En ocasiones se ha sabido más de él por el revuelo mediático que ha generado que por sus actuaciones sobre el césped. Fuera del terreno de juego se ha prodigado poco y públicamente no ha concedido entrevistas ni ruedas de prensa. Ahora, nueva etapa en Segunda y en otro equipo de color azul.

David Ramiro

Otras historias