Gareth Bale fue titular pese a completar sólo tres entrenamientos tras caer lesionado

El galés no jugó ante Sporting ni Bayern por molestias físicas, tal y como desveló Zidane. Aguantó sólo media hora en el Clásico.

El Real Madrid se encuentra este lunes masticando la derrota ante el Barcelona en el Clásico, lo que le deja en una posición espinosa de cara a la carrera por el título de Liga. Bajo los focos aparecen algunos errores puntuales que pudieron marcar el devenir del partido, y entre ellos está la alineación de Gareth Bale. Porque el galés vuelve a caer lesionado para el tramo final de la temporada, y porque en el propio Clásico ya privó a Zidane de una sustitución a la media hora de partido.


La decisión del técnico blanco de alinear al galés llama poderosamente la atención por varias razones. En primer lugar, porque había jugadores de ataque a un nivel superlativo como para ocupar esa responsabilidad ante el Barcelona: Isco Alarcón o Marco Asensio, entre otros. Pero sobre todo, porque Gareth Bale apenas llevaba tres entrenamientos con el resto del grupo tras haberse lesionado en Múnich once días antes.

Fue el propio Zidane el que desveló en rueda de prensa desde el Allianz Arena que había sustituido a Gareth Bale ante el Bayern (al minuto 60) porque sufría unas molestias físicas. Tras ese encuentro, desapareció de los entrenamientos y de los partidos ante el Sporting en Gijón, y ante el Bayern en Madrid. Un total de siete días fuera de las actividades habituales del equipo. Desde el club blanco no se emitió parte médico alguno, minimizando así las dolencias, pero desde los medios de comunicación trascendió que Bale sufría un edema en el sóleo derecho.

El caso es que el primer entrenamiento que Gareth Bale realizó con normalidad con el resto del grupo fue el jueves 20. O lo que es lo mismo, que antes del Clásico apenas pudo completar tres sesiones con normalidad junto a sus compañeros. A priori, suficientes para el jugador y para el entrenador, a tenor de su titularidad ante el Barcelona. A posteriori, se comprobó que quizás existió cierta precipitación en la rehabilitación del galés. De momento, desde el club blanco han confirmado las “molestias en la pierna izquierda”, y este martes será sometido a más pruebas médicas para comprobar el alcance exacto de las dolencias.


TERCER CONTRATIEMPO TRAS SU OPERACIÓN

Esta nueva lesión es ya el tercer contratiempo que sufre Gareth Bale desde que reapareciera a mediados de febrero tras ser operado de los tendones peroneos de su tobillo derecho. Y es que ya fue expulsado ante Las Palmas, teniendo que parar durante dos partidos de Liga. Y después llegó ese edema óseo en Múnich que la obligó a desaparecer del grupo durante otros dos encuentros más. Así las cosas, desde que el 18 de febrero reapareciera ante el Espanyol, dos meses atrás, el ‘11’ del Real Madrid apenas ha podido encontrar la continuidad y regularidad para coger el mejor tono físico, así como para demostrar su mejor nivel de nuevo.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines