Gareth Southgate cae en su propia trampa con un juego pobre y rácano

·2 min de lectura

Inglaterra lo tenía todo a favor para conquistar su primera Eurocopa pero tanto Southgate como sus jugadores fracasaron en el intento. Por unos momentos parecía que los ingleses iban a jugar su mejor partido en este torneo y demostrar que eran merecedores de llevarse el título, pero fue sólo un espejismo. Inglaterra volvió a ser la misma selección rácana que vimos desde el primer partido, con muchas estrellas y mucho nombre pero sin una propuesta de juego más allá de Kane y Sterling y que acabó a merced de una Italia que impuso su juego y supo sortear los cambios de sistema que propuso Southgate durante el encuentro. Todo lo contrario que los ingleses.

El equipo de los Three Lions se puso por delante en el marcador a los dos minutos y no supieron leer el partido ni controlar el juego. Inglaterra quiso ser más Italia que la propia Italia y defender ese 0-1 pero acabaron cayendo en su propia trampa y no supieron hacerlo mientras que todo el talento que tiene esa selección tanto dentro del terreno de juego como en el banquillo se estaba desperdiciando al intentar administrar esa ventaja cuando bien podrían haber ido a por el segundo gol antes de que la azzurra reaccionase. Una mala lectura por parte de Southgate y una propuesta de juego muy pobre.

Inglaterra pierde la final de la Eurocopa 2020 | Robbie Jay Barratt - AMA/Getty Images
Inglaterra pierde la final de la Eurocopa 2020 | Robbie Jay Barratt - AMA/Getty Images

Fiel al estilo inglés, el técnico tardó en hacer los cambios. La prórroga parecía inevitable, pero teniendo a Sancho y Rashford en el banquillo los cambios deberían haber llegado antes para intentar agitar el encuentro y buscar el gol en el tiempo extra antes de jugártelo todo en una tanda de penaltis. Pero no. Precisamente Sancho y Rashford entraron en el 117 para lanzar el penalti y la ley del fútbol cayó con más fuerza que nunca sobre ellos fallando ambos lanzamientos. Este inmovilismo de Southgate recuerda al de Solskjaer en la final de la Europa League ante el Villarreal y con idéntico resultado.

Probablemente Inglaterra tuviese nombre a nombre una de las mejores selecciones de esta Eurocopa. Y de la misma manera que las decisiones del seleccionador fueron las que llevaron a este equipo a la final también fueron sus decisiones las que les acabaron condenando a una tanda de penaltis. Igual si Southgate hubiese movido antes el banquillo el resultado habría sido el mismo, pero por lo menos mueres intentándolo y no tirando un partido y una final que tenías en la palma de la mano. Con esos jugadores Inglaterra tiene que dar un paso al frente y proponer otro tipo de juego.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente