Los tres errores y dos aciertos de Luis Enrique en la victoria pírrica de España contra Georgia

Miguel A. Sánchez
·2 min de lectura

España levantó el partido contra Georgia después de empezar por debajo en el marcador. No fue un buen partido de los de Luis Enrique, que tienen demasiadas cosas que mejorar.

Empezamos por los errores, pues la primera parte fue nefasta.

1. Espacio por las bandas

Khvicha Kvaratskhelia marcó el primer tanto del partido | KIRILL KUDRYAVTSEV/Getty Images
Khvicha Kvaratskhelia marcó el primer tanto del partido | KIRILL KUDRYAVTSEV/Getty Images

España dominó la posesión, pero no el juego, sobre todo en la primera mitad. El dominio mal entendido llevó a los de Luis Enrique a vivir en el terreno de juego rival... también a los laterales. Los agujeros defensivos, sobre todo en las bandas, fueron una autopista para los de Georgia, que podían fulminar a la contra. Así llegó el gol de Khvicha Kvaratskhelia. El extremo aprovechó el espacio de Pedro Porro para plantarse solo contra Unai Simón y batir al meta con un disparo cruzado.

2. Juego plano

Fabián fue titular | KIRILL KUDRYAVTSEV/Getty Images
Fabián fue titular | KIRILL KUDRYAVTSEV/Getty Images

España tuvo la posesión, pero no el domino del balón. La primera parte fue un monólogo de qué no hacer con el esférico. El balón rodó de un lado a otro del campo sin ni tan siquiera tener la idea de arriesgar para romper líneas y batir espacios.

3. Morata no ejerció de referencia

Morata no hizo un buen partido | Quality Sport Images/Getty Images
Morata no hizo un buen partido | Quality Sport Images/Getty Images

España no combinaba y se perdía en el centro del campo. La roja no encontraba espacios y uno de los culpables es Álvaro Morata. El delantero no fijó a los centrales, no se movió y no peleó.

También hubo aciertos que propiciaron la victoria. El principal fue la salida de Dani Olmo al terreno de juego.

4. El cambio de Dani Olmo por Bryan Gil

Dani Olmo dio otro aire a la selección | KIRILL KUDRYAVTSEV/Getty Images
Dani Olmo dio otro aire a la selección | KIRILL KUDRYAVTSEV/Getty Images

El esquema de la primera mitad no funcionó y Luis Enrique tuvo que aplicar cambiar. El primero fue Bryan Gil por Dani Olmo. Durante la primera mitad, el extremo del Eibar vivió demasiado pegado a la línea de banda y no liberó la banda para las incorporaciones de Jordi Alba. No ocurrió así con Dani Olmo. El extremo del Leipzig empezaba desde la izquierda, pero partía hacia dentro y dejaba toda la banda para Jordi Alba. Así llegó el gol del empate. Dani Olmo recuperó en el centro, abrió a Jordi Alba y este centro al segundo palo. Ferrán remató a gol. Dani Olmo, además, marcó el segundo.

5. Thiago Alcántara

Thiago salió en la segunda mitad | Levan Verdzeuli/Getty Images
Thiago salió en la segunda mitad | Levan Verdzeuli/Getty Images

El juego plano terminó con la entrada de Thiago Alcántara en la segunda mitad. El centrocampista del Liverpool lideró la orgaización y aportó otro ritmo en el centro del campo, además de trazar otras líneas de pase que superaron a la defensa georgiana.

Vídeo | La lección de deportividad de estos adolescentes en un derbi de máxima rivalidad