Gignac y su deseo por convertirse en directivo de Tigres

Arturo Du Leon
·2 min de lectura

Uno de los mejores extranjeros que ha llegado en los últimos años a México es André Pierre Gignac. Desde su arribo al país, el delantero de los Tigres UANL ha hecho conexión con la afición del equipo. Asimismo, sus goles y su entrega en cada uno de los partidos, ha provocado que sea la máxima leyenda con la que cuenta el club, donde espera muy pronto convertirse en directivo.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

A sus 35 años de edad, el 'Big Mac' sabe que su carrera paulatinamente comienza a terminar, es por ello que uno de sus máximos sueños es colgar los botines y poder ser una de las piezas del equipo, pero ahora desde la parte directiva.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Después de mi carrera de futbolista, voy a aprender y quiero aprender, si me dejan, de ser directivo o algo en el club. Es algo que no lo puedo explicar, es algo de que no me quiero ir”, comentó en entrevista para TUDN.

Asimismo, sabe que todo tiene un principio y un final, por lo que busca continuar haciendo goles en Tigres, hasta que llegue el momento de partir: “Vamos a ver cómo me sienta. No quiero terminar dando lástima, no quiero terminar en la banca, sin hacer goles. Hasta que mis piernas respondan voy a estar listo", subrayó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Para cerrar, el atacante francés se dio el tiempo para hablar acerca del entrenador del equipo, Ricardo 'Tuca' Ferretti, detallando que no es fácil la laborar que ha realizado al tener a la misma plantilla durante casi 10 años.

“Últimamente, lo que hemos hecho ha sido algo importante para la institución, hemos crecido demasiado. Nos mantengamos con casi el mismo cuerpo técnico durante 10 años, hay una estabilidad increíble en el club y eso es lo más importante en cualquier institución: la estabilidad”, sentenció André Pierre Gignac.