Ginóbili ingresó al Salón de la Fama del básquet: "Estoy aquí por los equipos que integré"

·3 min de lectura

En el marco de una ceremonia que incluyó a otras 13 personalidades, Emanuel David Ginóbili, cuya presentación fue la última de la noche, hizo historia al ingresar oficialmente al Salón de la Fama de básquet.

Manu comenzó su discurso dejando en claro el valor que tuvieron los conjuntos que integró: "En jugadores como yo, los logros individuales son logros grupales. No estoy acá por haber sido súper especial, sino por haber sido parte de los dos mejores equipos de los años 2000: San Antonio Spurs y la Selección argentina".

Luego, el ex escolta recordó dónde y cómo dio sus primeros pasos: "Todo empezó a los 6,7 años en un club chico de Bahía Blanca, que quedaba a una cuadra de mi casa, por lo que pasé ahí mucho tiempo. Mi papá era el presidente de ese lugar, mis hermanos jugaban allí".

"Pasaba horas y horas picando la pelota y tirando al aro. Fue el lugar ideal y perfecto para desarrollar y fortalecer mi pasión y amor por el deporte en un contexto sano y familiar. Estuve hasta los 18 años ahí hasta que me convertí en profesional", continuó.

Y siguió: “Mi crecimiento gradual tuvo que ver con mi llegada a la Selección argentina (1998). Después vino mi etapa en Italia, ellos confiaron en mí. Me enseñaron. Tuve líderes que me mostraron el camino”.

“Ahí empecé a conseguir lo que para mí era un sueño inalcanzable. Jugar en Italia para mí fue muy valioso. No solo por cómo crecí como jugador, sino como persona. Eso lo adquirí allá”, enfatizó.

Después el bahiense se refirió a su llegada a la NBA: "No podía creerlo cuando los Spurs me draftearon. Literalmente. Pensé que había un error. No tenía expectativa. Cero. Realmente no lo podía creer. No hubo nada que me hiciera imaginar que me iban a llamar”.

“Fueron 16 años en San Antonio, con el mismo coach. Representando los mismos colores, ciudad. Tantos amigos, tantas experiencias increíbles. Tengo mucha gente para agradecer”, expresó el ex 20 de los Spurs, quien destacó a Gregg Popovich, Tim Duncan, Tony Parker y Fabricio Oberto, su "compañero ideal", entre otros.

Por otra parte, dejando de su lado su paso por la liga norteamericana, Manu se enfocó en la Albiceleste: “Lo más loco de mi cabeza es que todo pasó en los Spurs, en esos 16 años, mientras tenía una increíble carrera en la Selección argentina. Lo hicimos todo como equipo. Les agradezco realmente a todos”.

Por último, Ginóbili se emocionó al hablar sobre su familia, especialmente al referirse a su padre, Jorge, ya fallecido: "Papá, cómo me hubiese gustado que estuvieras acá y puedas entender lo que está pasando hoy. Mi fiel y más grande seguidor. Te extraño mucho viejito".

"Mamá, sé todos los sacrificios que hiciste por nosotros. El amor, la libertad de elegir. Gracias. A mi mujer e hijos... si tuviera que elegir un momento para detener el tiempo, sería con ustedes. Cuando viajamos, cuando hacemos todo lo que hacemos. Amo lo que somos y amo lo que ustedes son. Gracias a todos”, cerró.

Foto: Maddie Meyer/Getty Images