5 factores que podrían provocar ceguera

Yahoo Vida y Estilo

Un millón de personas podría padecer glaucoma en España, la principal causa de ceguera irreversible en el mundo, y casi la mitad no lo sabe. La visión perdida no se puede revertir pero sí detener el proceso si se detecta y trata a tiempo. De ahí la importancia de una detección precoz.

El glaucoma es una enfermedad que causa un daño progresivo al nervio óptico y que puede deberse a muchos factores, el más importante que se conoce hasta ahora y el único que se puede tratar es la presión intraocular (PIO). (Foto: Getty)
El glaucoma es una enfermedad que causa un daño progresivo al nervio óptico y que puede deberse a muchos factores, el más importante que se conoce hasta ahora y el único que se puede tratar es la presión intraocular (PIO). (Foto: Getty)

El glaucoma es la principal causa de ceguera irreversible. Esta patología afecta a más de 64 millones de personas en todo el mundo y a más de 1 millón de españoles (2,13 por ciento), según el Consejo General de Colegios de Ópticos Optometristas (CGCOO).

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Además, casi la mitad de las personas que viven con esta enfermedad no son conscientes de ello.  El glaucoma, una enfermedad asintomática y sin cura, supone la principal causa de ceguera junto con las cataratas, la DMAE y la diabetes.

La mayoría de los casos de glaucoma son crónicos y no hay síntomas. Para diagnosticarlo a tiempo es necesario hacer un examen oftalmológico. (Foto: Getty)
La mayoría de los casos de glaucoma son crónicos y no hay síntomas. Para diagnosticarlo a tiempo es necesario hacer un examen oftalmológico. (Foto: Getty)

Como decía, se trata de una enfermedad silente, que no da síntomas, y puede evolucionar hasta estadíos avanzados sin que el paciente acuda al médico. Lamentablemente en estos casos llegamos demasiado tarde puesto que la pérdida de campo visual es irreversible.

Pese a que es complicado establecer un estereotipo del paciente con glaucoma, ya que puede aparecer a cualquier edad, lo cierto es que el riesgo aumenta a partir de los 60 años. Es por ello que se hacen imprescindibles las revisiones oftalmológicas de rutina a partir de los 40 años y, todavía a edades más tempranas en caso de existir factores de riesgo como antecedentes familiares o alta miopía.

Además de la edad, el CGCOO recuerda cuáles son los otros factores de riesgo que hay que tener en cuenta:

  1. Los antecedentes familiares de esta enfermedad.

  2. Tener alta miopía (mayor de 5 dioptrías).

  3. Padecer diabetes.

  4. Tener una presión sanguínea.

  5. Y las personas con presión intraocular elevada.

Para realizar un correcto diagnóstico del glaucoma es necesario estudiar la forma y color del nervio óptico, el campo visual completo, el espesor corneal y, sobretodo, medir la presión intraocular.

En las revisiones oftalmológicas para detectar el glaucoma se incluyen varias exploraciones relativamente sencillas que no provocan dolor, tales como medir presión ocular o la evaluación el fondo del ojo y del campo visual.

El tratamiento consiste en detener o ralentizar la progresión de la afectación glaucomatosa. Para ello se suele establecer, de forma individualizada y dinámica, la llamada “Presión Intraocular Objetivo”, que es la presión con la se detiene la progresión de la enfermedad. Para conseguirlo se empieza por un tratamiento a base de colirios.

Si se diagnostica a tiempo, hay medidas eficaces para prevenir las consecuencias en la mayoría de los casos. Por ejemplo, el tratamiento médico con colirios hipotensores, la aplicación de láser y el tratamiento quirúrgico. (Foto: Getty)
Si se diagnostica a tiempo, hay medidas eficaces para prevenir las consecuencias en la mayoría de los casos. Por ejemplo, el tratamiento médico con colirios hipotensores, la aplicación de láser y el tratamiento quirúrgico. (Foto: Getty)

Son los más jóvenes los que reconocen más descuidos, mientras que los grupos de edad más avanzada presentan otros obstáculos para la administración de gotas como dificultad mecánica, dependencia de cuidadores o regímenes de medicación demasiado complejos.

Consejos para prevenir el glaucoma

La doctora Susana Duch, especialista en glaucoma y directora científica de Innova Ocular ICO Barcelona, te recuerda estos sencillos consejos:

  1. A partir de los 40 años hazte una revisión anual, en especial, de la presión intraocular y el nervio óptico.

  2. Si tienes antecedentes de glaucoma en la familia tienes riesgo de padecer la enfermedad. No esperes a tener los 40 años para hacerte una revisión y coméntaselo a tu oftalmólogo.

  3. Cuida la dieta. Los alimentos ricos en vitamina C y antioxidantes han demostrado ser beneficiosos para el nervio óptico.

  4. Haz ejercicio. Puede ayudarte a reducir la presión intraocular.

Los últimos avances en investigación

La Fundación de Investigación Oftalmológica (FIO) del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV) de Oviedo ha desarrollado, durante más de nueve años, un panel de biomarcadores que ayuda a predecir el desarrollo del glaucoma en un 80 por ciento de los casos estudiados

Además del desarrollo de este panel de biomarcadores, la FIO ha conseguido identificar algunas mutaciones en el gen LOX1 (lysyl-oxidasa like protein 1) en la población española, que suponen el principal factor de riesgo genético para desarrollar glaucoma pseudoexfoliativo.

Asimismo, en un estudio multicéntrico internacional en el que ha participado la FIO, también ha identificado una variante en este mismo gen que protege hasta 25 veces más a la persona que la porta de desarrollar este tipo de glaucoma.

Una de las líneas de investigación más novedosa presentada en la Tesis doctoral del oftalmólogo Andrés Fernández-Vega Cueto-Felgueroso es la creación de nuevos mecanismos de neuroprotección basados en el empleo de filtros y conversores espectrales en lentes intraoculares. Esta nueva estrategia propone la creación de un conversor capaz de transformar la luz azul, nociva para los ojos, en luz roja, beneficiosa para la retina, y de esta manera emplearla como un sistema de neuroprotección durante el desarrollo del glaucoma.

“Mucha personas solo visitan al oftalmólogo cuando muestran signos de enfermedad en su visión y en el caso de padecer glaucoma, la visión que se ha perdido ya no se puede recuperar pues actualmente no tiene cura. Por ello, debemos acudir periódicamente al oftalmólogo a partir de los 40-50, ya que detectarlo a tiempo es fundamental para evitar su avance”, concluye el DrPedro Pablo Rodríguez Calvo, director de la unidad de Glaucoma del IOFV.

Más historias que pueden interesarte:

Así puedes prevenir la fatiga ocular en el trabajo

Por qué es importante controlar la presión intraocular tanto como la arterial

Vista cansada: qué pasa cuando el ojo se hace mayor

15 problemas oculares que puedes ahorrarte haciendo esto

Otras historias