#GoalRetro: Cuando Necaxa le 'arruinó' la fiesta a Chivas y se coronó en su casa

Invierno '98: las Súper Chivas de Martín Zúñiga, Joel Sánchez, Alberto Coyote, Claudio Suárez, Ricardo Peláez, Luis García Postigo, Manolo Martínez, Jesús Arellano y Ramón Ramírez se presentaban en el estadio Jalisco, ante su afición, para conseguir el campeonato de Liga, ante la escuadra de Necaxa dirigida por Raúl Arias.

Las cosas comenzaron acorde a las expectativas, con un cuadro rojiblanco volcado enfrente, imponiendo condiciones y con la obligación de inaugurar el marcador en su propia casa. Las jugadas de peligro se dieron a favor del Chiverío desde los primeros instantes, pero la más clara llegó a los 24 minutos, cuando una imprudencia de Markus López sobre El Tiburón Sánchez, dentro de su propia área, originó una indiscutible pena máxima. 

La polémica llegó cuando García Postigo se negó a cobrar desde los once pasos, dejando la responsabilidad a Coyote; el mediocampista rojiblanco entregó la pelota a Adolfo Ríos y el 0-0 prevalecía en el marcador. 

Adolfo Rios Necaxa Invierno 98 Chivas Final

A pesar de la falla, Chivas insistió en el guion. Y tuvo una nueva oportunidad de abrir la lata cerca del final de la primera parte, en dos ocasiones: la primera, en un disparo del Emperador, la pelota quedó inalcanzable para Ríos, pero el poste salvó a los Rayos; la segunda, rebasados los 45 minutos, por conducto de Manolo Martínez, quien probó de larga distancia: el disparo venció el lance de Ríos, pero la pelota volvió a estrellarse en el metal. 

En la última jugada del primer lapso, Luis García volvió a desperdiciar una pelota dentro del área. En completa soledad frente al marco rival, mandó la pelota por encima y atoraba el grito de gol en la garganta de los aficionados del Rebaño. 

AL ESTILO NECAXA

Para la segunda mitad, Necaxa se mantuvo en la idea: aprovechar cualquier error de las Chivas. Y éste no tardó en llegar: cerca de los 56 minutos, un disparo de Salvador Cabrera venció las manos de Zúñiga y ponía contra la pared las aspiraciones de Guadalajara. La fiesta comenzaba a tornarse para el lado de los visitantes. 

Necaxa estuvo cerca de marcar el segundo, cuando Sergio Vázquez se plantó en soledad frente a Zúñiga, pero El Pulpo alcanzó a reaccionar de última instancia y mantenía con vida a Chivas, quienes volvieron a tener la oportunidad de igualar los cartones por conducto de Luis García; sin embargo, ese día no fue el del delantero mexicano. A los 78, volvió a perdonar ante Ríos. 

La puntilla llegó a los 88, cuando un error en la salida terminó en los pies de Carlos Hermosillo, quien dejó en el suelo a toda la defensiva del Guadalajara y cedió la pelota a Vázquez, para que éste marcara el 2-0, con el arco completamente vacío, y sentenciara el campeonato de Necaxa.  

Necaxa Chivas Final Invierno 98
Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines