De golpe en golpe: Atlético de Madrid perdió sobre la hora en la visita a Cádiz

Joaquin Corchero/Europa Press via Getty Images

Pese al golpe a los pocos segundos y estar dos goles abajo, Atlético de Madrid reaccionó sobre el final del partido en el Nuevo Mirandilla, pero no alcanzó. Cádiz se lo ganó por 3-2 en el final por la 12° fecha de LaLiga y profundizó su crisis tras el mal trago en la Champions League.

El tanto en el inicio del encuentro fue un baldazo de agua fría para un equipo que ya llegaba con la cabeza gacha luego de la eliminación entre semana. Sin embargo, después de haberse recuperado y lidiar contra la gran tarde de Jeremías Ledesma, se quedó con las manos vacías.

El Colchonero recibió un golpe de entrada. Apenas unos 27 segundos tardó Théo Bongonda para desequilibrar el marcador, en lo que también significó el gol más rápido que recibió el Colchonero desde 2003, cuando Ronaldo le marcó a los 13 segundos con Real Madrid.

A partir de allí, intentó por medio de Ángel Correa, pero entre la falta de puntería y la tarea del arquero rival fue imposible. Justamente, el 10 probó con un tiro cruzado que salió cerca. Poco después, Rodrigo De Paul se animó con un disparo que se fue junto al palo derecho.

Más tarde, el mismo De Paul envió un centro que se desvió en Luis Hernández y cayó en el techo del arco. También Saúl Níguez probó con un tiro que atajó Ledesma sobre su derecha luego que Matheus Cunha, quien reemplazó al lesionado Álvaro Morata, le cediera el balón.

Y sobre la hora, Jan Oblak respondió de gran manera en un mano a mano con Rubén Sobrino para evitar el segundo en su arco. Ya en la segunda mitad, Angelito Correa tomó un rebote en el área y remató de derecha, pero una gran reacción del arquero le impidió festejar.

Pero Álex Fernández, tras un control con el pecho y una volea de zurda que dio en el travesaño y entró, le puso aún mayor suspenso. Atlético salió a buscar el descuento y lo consiguió rápidamente con una tijera de Joao Félix que se desvió en Hernández y entró a falta de 10 minutos.

Incluso casi lo empata con un tiro cruzado de Cunha que Antoine Griezmann no llegó a empujar por el segundo palo. Aunque Joao Félix, tras una recuperación en ataque, acomodó y sacó un fuerte derechazo desde afuera del área que fue imposible para Ledesma para lograrlo.

Y cuando se preparaba para el golpe del final, se encontró con un gol en su arco que arruinó por completo la ilusión. Sobrino empujó con la panza el balón a la red luego de un centro desde la derecha de Iván Alejo para dejar sin posibilidades al equipo de Diego Simeone.

La reacción tardía de Atlético de Madrid no alcanzó, y profundizó su crisis de cara al cierre de la fase de grupos de la Champions League en el que buscará asegurar su plaza en la Europa League. El martes visitará a Porto en el Dragao con la obligación de ganar.

Foto: Joaquin Corchero/Europa Press via Getty Images