El Granada, rival propicio para que el Atlético remonte su crisis

Agencia EFE
El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone. EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo
El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone. EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo

Madrid, 6 feb (EFE).- El Atlético de Madrid, inmerso en una crisis de juego y resultados de cinco partidos sin ganar entre todas las competiciones, tres de ellos sin marcar gol, recibe este sábado al Granada, al que siempre han ganado en casa y con el que nunca han caído durante la etapa del técnico argentino Diego Pablo Simeone.

La crisis del conjunto rojiblanco, con tres derrotas (2-0 en Eibar, 2-1 en León ante la Cultural en Copa y 1-0 en el Santiago Bernabéu con el Real Madrid) y dos empates en el tiempo reglamentario (0-0 en la final de la Supercopa de España contra el Madrid, luego perdida en los penaltis, y 0-0 contra el Leganés), le ha llevado a verse fuera de dos títulos y alejarse mucho en LaLiga.

Sexto con 36 puntos, a trece del liderato en solitario del Real Madrid, el Atlético no solo ve rematadamente complicado volver a optar al título liguero sino que ha visto inquietadas sus opciones de clasificarse a la próxima Liga de Campeones, ya que está a tres puntos del Sevilla, que marca el cuarto puesto.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

En estas circunstancias, y con una plaga de lesiones que afecta a al menos siete jugadores de la primera plantilla -Álvaro Morata, Joao Félix, Diego Costa, Kieran Trippier, José María Giménez, Santiago Arias, Héctor Herrera, además de la sanción a Felipe Monteiro-, el Atlético recibe este sábado al Granada, a las 21.00 horas en el Wanda Metropolitano.

Un partido clave, por las necesidades locales de sumar puntos para rearmarse anímicamente y no ceder una sola unidad más en la pelea por remontar en la clasificación y asegurar, como mínimo, la participación en la máxima competición continental; ante un rival que históricamente puede ser propicio para recuperar el rumbo.

El Granada se le ha dado bien al Atlético en la etapa de Simeone como entrenador: doce partidos, diez victorias, 27 goles a favor y solo tres en contra marcan los duelos de colchoneros y nazaríes desde diciembre de 2011, cuando el argentino se hizo con las riendas del conjunto madrileño.

Desde el 2-0 en marzo de 2012, con goles del central brasileño Joao Miranda y el delantero colombiano Radamel Falcao -de entonces solo continúan en la plantilla atlética Koke Resurrección, que podría reaparecer este sábado tras su lesión, y Saúl Ñíguez-, el Atlético ha ganado todos sus partidos como local contra el Granada y se ha impuesto en otras cuatro ocasiones en Los Cármenes.

Contra el conjunto granadino protagonizaron los rojiblancos su última gran goleada liguera, el 7-1 de octubre de 2016 en el Vicente Calderón, durante la última temporada del viejo estadio a orillas del río Manzanares.

Gran protagonista de aquel encuentro -en el que, por cierto, comenzó marcando el granada por medio de Isaac Cuenca en los primeros 20 minutos- fue el extremo belga Yannick Carrasco, que marcó tres goles para responder al inicial del conjunto andaluz, a los que luego se sumaron dos del argentino Nico Gaitán, uno de su compatriota Ángel Correa y otro del portugués Tiago Mendes.

Precisamente Carrasco ha sido el sorprendente fichaje de invierno del Atlético, al firmar su retorno como cedido por el Dalian Yifang chino hasta final de temporada, el mismo conjunto al que se marchó hace dos años desde la entidad madrileña. En principio, el extremo belga no será titular, aunque muy probablemente tenga minutos ante la escasez de atacantes rojiblanca.

No obstante, este Granada es muy diferente a aquel que recibió una goleada en el viejo Manzanares. El conjunto de Diego Martínez es una de las revelaciones de la temporada, un recién ascendido que es décimo con 30 puntos, tiene casi tres cuartas partes de la salvación asegurada, y viene de eliminar al Valencia en cuartos de final de la Copa del Rey, con doblete de Roberto Soldado (2-1).

El conjunto rojiblanco ya probó la solidez del equipo nazarí en la ida del Nuevo Los Cármenes disputada en noviembre, en la que anotó por medio del lateral brasileño Renan Lodi en el minuto 60 y se encontró con la respuesta siete minutos después con un cabezazo del central local Germán Sánchez, para un empate que fue incapaz de desequilibrar el equipo de Simeone.

Si el conjunto nazarí demuestra la misma competitividad que la ofrecida en los cuartos de final de la Copa del Rey, el Atlético deberá exprimirse al máximo para que Simeone mantenga su racha invicta ante el Granada y su equipo pueda dejar a un lado su actual crisis de resultados.

Otras historias