Grecia cerró una fase de grupos perfecta con Antetokounmpo como guía

·1 min de lectura

De principio a fin, el Grupo C estuvo bajo el dominio de Grecia. Y esto quedó asentado este jueves, con la contundente victoria sobre Estonia, por 90-69, y comandada por su figura, Giannis Antetokounmpo, para dirigirse con un andar invicto hacia los octavos de final del Eurobasket.

El ala-pívot de Milwaukee Bucks hizo notar su presencia como estrella de su seleccionado y se destacó como el más productivo del partido con 25 puntos, a lo que siguió con cinco rebotes y cuatro asistencias. En su equipo, el siguiente con mejores números fue Kostas Sloukas, con 11 unidades.

Del lado rival, Siim-Sander Vene fue el que quedó próximo al jugador que se desempeña en la NBA, con 19 anotaciones. Detrás quedaron Janari Joesaar y Kerr Kriisa, con 12 conversiones cada uno.

En una analogía de su trayecto por la zona, los dirigidos por Dimitrios Itoudis tuvieron el poderío del encuentro en su totalidad. Al compás del juego, fueron de menor a mayor en su desempeño, hasta terminarlo con amplia superioridad.

En el primer cuarto, no tuvieron problemas para hacerse con la ventaja, aunque fue desde el segundo en el que agrandaron las diferencias. Tal es así que, luego del descanso, llegaron a estar 28 puntos arriba, alcanzando un máximo de 29, en el cierre.

De esta manera, Grecia se enfila en una línea estupenda a los octavos de final, en una instancia en la que chocará con el cuarto clasificado del Grupo D.

Otros partidos del día:

Finlandia 88-67 Países Bajos

Croacia 90-85 Ucrania

Foto: FIBA