Griezmann y la costumbre del Barcelona de debilitar al Atlético

El galo fue el pasado verano uno de los grandes fichajes azulgranas. El equipo colchonero es un caladero deportivo habitual de los culés.
El galo fue el pasado verano uno de los grandes fichajes azulgranas. El equipo colchonero es un caladero deportivo habitual de los culés.

Barcelona y Atlético mantuvieron una batalla desigual en la pasada temporada por el título de LaLiga que tuvo una segunda parte de disputa a nivel institucional debido al notorio interés de los azulgranas en hacerse con los servicios de Griezmann, que finalmente tras dos años coqueteando con los blaugranas tomó la decisión de cruzar el puente aéreo, un camino que ya realizaron anteriormente otras estrellas atléticas desde Madrid a la Ciudad Condal.

Actualmente el Barcelona tiene una notable distancia en el palmarés de títulos con el Atlético. Con cierto margen. Una brecha que no siempre ha sido así. No hace mucho, ambas instituciones marchaban a la misma altura en éxitos deportivos -9 títulos ligueros frente a 8 antes de empezar la década de los 80-, siendo dos rivales directos a todos los niveles. Era una época en la que el club catalán fue con sus fichajes minando paulatinamente el crecimiento deportivo de los rojiblancos con traspasos de figuras importantes colchoneras como Marcos Alonso (1982) -padre del jugador internacional español del Chelsea-, Julio Alberto (1982), Eusebio Sacristán (1988) o Julio Salinas (1988). Transformando el Calderón en un caladero para los intereses barcelonistas. 

La tendencia pudo haber crecido más con los años merced a dos grandes objetivos que nunca fructificaron, y que hubieran roto el mercado de aquel entonces, como Hugo Sánchez y Caminero, al igual que otras figuras posteriores, y más actuales, que nunca cristalizaron y que por momentos atrajeron mucho en 'Can Barça', como Filipe Luis, Miranda o Fernando Torres, o de aquellos que siempre han formado parte de la agenda blaugrana de fichajes, casos actuales de Saúl y Koke, además de Turan, que sí hizo las maletas para no brillar en el Camp Nou tal y cómo lo había hecho en la capital.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Barceloa - Atlético de Madrid: alineación, convocatoria, día, hora, noticias y cómo verlo

Esta vieja costumbre del Barcelona de debilitar al Atlético no solo se vivió en el fútbol, sino que también se trasladó a otros deportes en los que rojiblancos y blaugranas eran los auténticos dominadores, como en el balonmano, especialmente el de la década de los 80, donde tras tres ligas rojiblancas -1983, 84 y 85- llegó el club catalán con la intención de pescar las mejores figuras. Así lo desvela a Goal una leyenda colchonera del parqué: "la estrategia fue la de quitar las estrellas al principal rival -el Atlético-, fichando a Juanón de la Puente, Lorenzo Rico, Cecilio Alonso...", grandes estrellas que daban comienzo a la época dorada que desde 1987 hasta la actualidad ha dejado al Barça como el gran -y casi único- dominador del balonmano español.

Este domingo se medirán sobre el césped Atlético y Barcelona en el Camp Nou, con la imperiosa necesidad rojiblanca de vencer para no ver peligrar sus opciones de luchar por LaLiga. Una Liga que no hace mucho estuvo en un cara y cruz en manos de los dos, en un frenética última jornada que terminó cayendo del lado colchonero, rememorando aquellos viejos duelos en los que Atleti y Barça eran los enemigos más íntimos en balonmano y fútbol.

Otras historias