Investigan una agresión sexual múltiple en una fiesta ilegal con concursantes de 'La isla de las tentaciones'

Desde la Redacción
·3 min de lectura
ASTURIAS, SPAIN - FEBRUARY 20: The Guardia Civil search the residence of the alleged instigator of the murder of the councillor of Izquierda Unida party in Llanes (Asturias), Javier Ardines, on February 20, 2019 in Asturias, Spain. (Photo by Damián Arienza/Europa Press via Getty Images) (Photo by Europa Press News/Europa Press via Getty Images )
Patrulla de la Guardia Civil. Imagen de archivo/Europa Press News/Europa Press vía Getty Images

Según desvela 'El Mundo', la Guardia Civil de Tres Cantos está investigando una presunta agresión sexual múltiple en una fiesta ilegal, celebrada en una chalet de la localidad madrileña de Colmenarejo, en la que se encontraban concursantes de 'La isla de las tentaciones' tras la denuncia de una joven.

El diario, citando fuentes de la investigación, revela que la fiesta se produjo el fin de semana pasada, en la madrugada del sábado al domingo, y que la presunta víctima no presentó la denuncia hasta dos días después. Asegura que fue drogada y obligada a mantener relaciones sexuales con "cinco o seis" hombres.

Siguiendo la fuente de información, a la fiesta acudieron unas 50 personas y, en palabras de la misma, previa consulta con los investigadores, entre ellas había "niños bien de los que salen en La isla de las tentaciones, chicos y chicas guapas, influencers".

Además, todo apunta a que el chalet fue alquilado por una persona que también podría guardar relación con el 'reality' de Telecinco, que ya está localizada, y que supuestamente consiguió engañar al propietario de la vivienda con la excusa de que iba a llevar a cabo un evento de un automóvil de alta gama con, como mucho, no más de una docena de personas. 

Lo que no tuvieron en cuenta es que el sistema de vigilancia sirve para algo y fue el que alertó al dueño de la casa sobre lo que realmente estaba ocurriendo. Según las fuentes de la investigación que cita 'El Mundo', "aquello no era un evento, ni siquiera una fiesta. Era una orgía".

El propietario, inmediatamente, dio el aviso a la Guardia Civil, que llegó al lugar para desalojar la fiesta ilegal y se percató de que incumplía con todas las medidas de prevención del coronavirus. Según las fuentes consultadas por el periódico, "aquello era como Sodoma y Gomorra. Sin mascarillas y haciendo de todo".

La joven denunciante es una estudiante de intercambio que se encuentra en España y, el martes pasado, reiteró ante la Guardia Civil que ingirió algo que le hizo perder la conciencia y "mantuvo relaciones sexuales en contra de su voluntad". Según relata 'El Mundo', la joven llegó hasta el chalet después de ser invitada a un reservado en un local de la calle Arce de Madrid, en el cual conoció a concursantes del programa de televisión, por una chica que conoció en Instagram.

A partir de ahí, según contó la víctima a la Guardia Civil, tan sólo recuerda haberse tomado una copa en el chalet y poco tiempo después comenzar a perder la conciencia. Fue entonces cuando le propusieron mantener relaciones con varios de los presentes. Basándonos en su testimonio, se negó y pese a ello la forzaron a hacerlo. 

Por último, sostiene que no lo denunció en el momento por la vergüenza que le dio la situación cuando la Guardia Civil entró a desalojar la fiesta.

Más historias que te pueden interesar: