Guillén: "Una Vuelta variada, será emocionante hasta el último kilómetro"

Agencia EFE
·3 min de lectura

Burgos, 11 feb (EFE).- El carácter global de la Vuelta 2021, la fidelidad a la personalidad de la carrera, que este año aportará 4 finales inéditos, y la garantía de espectáculo hasta el último kilómetros, son los elementos que destaca Javier Guillén, director de la prueba, sobre la 76 edición presentada en Burgos, de donde saldrá la ronda el 14 de agosto para llegar a Santiago el 5 de septiembre.

"Es una Vuelta de carácter global por el territorio que abarca, ya que ocupa los 4 puntos cardinales, es distinta a otros años por el final en Galicia, por su flexibilidad y variedad, y además incluye elementos diferentes sin cambiar su esencia", explicó a EFE Javier Guillén.

El objetivo de mantener el espectáculo y el interés deportivo hasta la última jornada, ha sido, como es habitual, el punto de partida para confeccionar el recorrido presentado en el Fórum Evolución de Burgos.

"Es una Vuelta provista de su esencia, de su personalidad, que tendrá emoción hasta el final. En el último fin de semana habrá montaña el sábado, puede sorprender, y la crono del domingo en Santiago será clave. El vencedor se conocerá en los últimos metros".

La diversidad geográfica ha sido un aspecto "buscado" por la organización.

"El año pasado la Vuelta fue muy norteña y en el 2021 queríamos recuperar zonas como el Levante, Extremadura y Andalucía, aunque nunca se puede abarcar todo".

Guillén subrayó la recuperación de Extremadura, que no albergaba una meta desde 2013, "con una gran etapa de montaña en el Pico Villuercas, además en fin de semana".

"Además", precisó, "la Vuelta tendrá elementos conmemorativos, como el VIII Centenario de la Catedral de Burgos, el Año Xacobeo, y la celebración en Guadalupe del Año Santo".

Destacó Guillén las novedades, donde sobresalen lugares como el Balcón de Alicante, Pico Villuercas y el Gamoniteiro, "totalmente nuevos para el ciclismo profesional, ya que nunca ha llegado allí ninguna carrera",

Sin embargo, explicó, "en Picón Blanco y Montaña de Cullera han concluido etapas de la Vuelta a Burgos y a la Comunitat Valenciana respectivamente".

La joya de la 76 será el Alto del Gamoniteiro, en Asturias, un puerto que promete pasar en unos años al grupo de puertos míticos de la Vuelta.

"El Gamoniteiro se convertirá en otra referencia de la Vuelta, es un puerto que venía siendo muy demandado por los cicloturistas, pero hasta el momento considerábamos que era difícil llevar la Vuelta allí. Ahora la ocasión lo merece y será una de esas joyas para tener guardadas en un cajón".

Según Guillén, "después de la pandemia que estamos sufriendo, del esfuerzo realizado en 2020, necesitábamos un revulsivo, y el Gamoniteiro será un regalo para la afición ciclista, comparable al Angliru, el Zoncolan, el Mont Ventoux....lo hemos sacado por una cuestión de oportunidad".

"Con Lagos de Covadonga y el Alto de Velefique reivindicamos la tradición. En la montaña de Almería podremos ver una jornada estratégica, en domingo, que cumplirá con las expectativas. Lagos tiene la ventaja de que no se la tienes que contar a nadie, ya sabemos lo que hay y no falla, es una apuesta segura".

Que la Vuelta sea un espectacular hasta el final es el gran objetivo deportivo del director de la ronda.

"Hemos buscado que hasta el final pueda haber un cambio en la clasificación. En los últimos años hemos tenido un líder que parecía definitivo, pero recordemos los últimos años con los apuros de Roglic en Gredos, o el año pasado en La Covatilla". Este año todo se decidirá al final".

Carlos de Torres

(c) Agencia EFE