Guillermo Ochoa, portero de México, revela su secreto para salvar a su equipo de los penales

·1 min de lectura

DENVER, Colorado – El portero de México Guillermo Ochoa fue el héroe de su equipo el pasado jueves en donde el conjunto azteca consiguió la victoria por penales 5-4 sobre Costa Rica en las semifinales de la Liga de Naciones Concacaf 2021.

Ochoa detuvo el penalti decisivo para enviar al Tricolor a la final del domingo tras empatar 0-0 con los Ticos.

El veterano guardameta no se ve a sí mismo como un experto en penaltis, pero no hay duda de que, a lo largo del camino, el jugador de 35 años ha aprendido algunos trucos para ayudarlo a convertirse en uno de los mejores arqueros de la región de Concacaf.

“Honestamente, hay porteros que se especializan en penales y yo no me considero un 100 por ciento especialista”, dijo Ochoa en una entrevista exclusiva con Concacaf.com.

“He tenido la suerte de haber detenido los penaltis clave con la selección mexicana. Uno estudia a los oponentes, pero ellos también te estudian a ti, por lo que es un 50-50 para los dos”, agregó Ochoa.

En lugar de centrarse en la naturaleza física de los penaltis, Ochoa cree que en el momento en que un jugador comienza a caminar hacia el sitio asignado para cobrar, el juego mental se hace cargo.

Con Guillermo Ochoa el arco siempre parece más pequeño | Omar Vega/Getty Images
Con Guillermo Ochoa el arco siempre parece más pequeño | Omar Vega/Getty Images

“Es un juego mental. Es un juego de presión, entonces uno busca los detalles más pequeños, como prestar atención a su rostro, quizás a la expresión que llega a tener. Algunos jugadores quieren engañarte con una mirada, así que tratas de estudiarlo para tener la máxima información para que uno, como portero, elija la dirección correcta. A veces funciona, a veces no. Así son los penales. La presión es mucho más sobre el lanzador que sobre el portero”, dijo Ochoa.

Ochoa también cuenta con una ventaja cuando se trata de enfrentar al oponente en la final ante Estados Unidos en los partidos de la Concacaf.

En cinco partidos oficiales contra Estados Unidos, Memo está invicto contra el mayor rival de México, sin embargo, Ochoa no se confía en que esta racha continue el domingo.

“Es una buena estadística. Sinceramente, no lo sabía. Es bueno tener ese tipo de números contra oponentes difíciles, que siempre son un oponente complicado en el área, pero nunca me concentro en las estadísticas y no lo haré ni mis compañeros de equipo. Es un partido nuevo, es un encuentro distinto con diferentes jugadores en cada juego, así que tengo que darle el mismo enfoque y seriedad como si esa estadística no existiera”, concluyó Ochoa.

Este artículo fue extraído del sitio oficial de la Concacaf.