Haaland y otro debut estelar en Champions, ahora con el City

·3 min de lectura

Para Erling Haaland, todo torneo parece encajarle a la perfección, ya que no ve obstáculos para desplegar sus dotes goleadores. Pero la UEFA Champions League tiene un sabor especial para el noruego al ser un certamen en el que siempre da que hablar.

Y si se trata de una presentación en un club, por esta competición, para el atacante resulta un combo perfecto. Este martes, sobresalió por cada uno de estos puntos al despacharse con un doblete en el estreno con Manchester City, ante Sevilla.

El ex Borussia Dortmund fue autor de la mitad de los tantos en la goleada 4-0 y, en cada uno, se destacó su oportunismo, en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Primero, apareció sin marca y lanzado en el aire para empujar, en el gol que abrió el marcador, y luego aprovechó un rebote, para el tercero de la cuenta de los ingleses.

Más allá de sus anotaciones, si algo lució el atacante, en su presentación con los Celestes por el ámbito continental, fue eficacia. Es que necesitó de tres remates al arco para convertir por duplicado, de un total de siete disparos intentados (seis dentro del área).

Tal fue su contundencia que eso le permitió contrarrestar su poca influencia en el juego del equipo de Pep Guardiola, en 70 minutos en cancha. De acuerdo a las estadísticas de Opta, apenas dio ocho pases en todo el partido, de los cuales cinco fueron en el último tercio, siendo una precisión del 100% en el total de envíos.

Lo cierto es que el jugador, de 22 años, volvió a lucirse en la Champions y pasó a acumular una impresionante marca de 25 anotaciones en cuestión de 20 encuentros disputados, convirtiéndose en el futbolista más veloz en alcanzar tal cifra, en la historia del certamen.

Asimismo, otra vez, Haaland se colocó como la figura en su estreno continental con un club. Al convertir en su debut con el City, por la competición más importante de Europa, pasó a ser el cuarto que lo hace en tres equipos diferentes, tras sus presentaciones fructíferas en Salzburgo y el Dortmund.

Previo al noruego, Fernando Morientes lo había conseguido en cuatro conjuntos, y luego el argentino Javier Saviola y el destacado y vigente Zlatan Ibrahimovic, quienes tuvieron debuts goleadores en tres ocasiones.

Lo particular para el nacido en Leeds es que todos estos primeros encuentros fueron con, al menos, dos conversiones. Con los austríacos, se llevó la pelota al estampar un hat-trick, con la Abejas firmó un doblete y ahora repitió la secuencia con el Celeste.

Y, si de inicios se habla, Haaland añadió a su gran jornada la chapa como primero en la historia de Manchester City en marcar tanto en su debut por la Premier League como en Champions, con el club. Justamente, desde el torneo doméstico, traía la sobresaliente suma de 10 goles en seis partidos.

Foto: David Ramos/Getty Images