Haley Bugeja, la futbolista de 16 años a la que ya comparan con Messi

Luis Tejo
·4 min de lectura
La futbolista Haley Bugeja. Foto: US Sassuolo Calcio.
La futbolista Haley Bugeja. Foto: US Sassuolo Calcio.

Es cierto que muchas veces los aficionados y los periodistas tendemos a caer en la exageración. Pero aun así, si te dedicas al fútbol, que te comparen con Messi son palabras mayores. Sin embargo, esa es la mejor referencia que se ha encontrado para valorar el progreso de Haley Bugeja. Y visto lo visto, no parece muy desencaminada.

Porque Haley está sorprendiendo y maravillando a partes iguales. La delantera procede de Malta, un país sin demasiado potencial balompédico pero sí mucha tradición, y aunque el campeonato de allí no es demasiado fuerte sus registros son asombrosos: en 63 partidos oficiales para el Mgarr United ha logrado anotar ni más ni menos que 140 goles, a más de dos por encuentro de media. Y eso sin tener aún 16 años; su cumpleaños fue el pasado 5 de mayo.

Su buen hacer en el torneo de su isla natal, donde apenas pasó tiempo en la categoría sub-19 antes de que la promocionaran directamente al nivel absoluto, le valió el fichaje por un equipo importante: el Sassuolo, sexto clasificado el año pasado en la Serie A italiana. Y allí también ha empezado a lo grande: en su primer partido, este mismo fin de semana, fue titular contra el Nápoles y anotó otras dos veces, ayudando a las negriverdes (aunque ayer fueran de blanco) a remontar el gol inicial de las azules y acabar imponiéndose por 3-1.

Más que el hecho de marcar tanto, que también, lo realmente imponente es la superioridad que demuestra con respecto a las rivales a tan corta edad. Precisamente sus tantos en este último partido son ejemplos difíciles de mejorar. En el primero agarró la pelota solo un poco después del centro del campo y fue avanzando, driblando cuantas defensas contrarias salían a su paso, hasta plantarse delante de la portera Mainguy y batirla por bajo. El segundo fue, si cabe, más espectacular: recibió un pase en profundidad de una compañera, esquivó con habilidad a una oponente y fue capaz de poner la pelota en la escuadra, limpiando las telarañas.

Este último gol tiene el mérito añadido de haberlo logrado con la pierna derecha, siendo ella zurda. Su pie fuerte es, de hecho, uno de los motivos de que la comparen con Messi. Miden lo mismo (1,71), tienen el centro de gravedad bajo, lo que les facilita hacer requiebros, y sobre todo pueden presumir de gran velocidad tanto de piernas como de mente. Además, por supuesto, de una sangre fría y una tranquilidad impropias de alguien tan joven. Excelente regateadora y con gran disparo lejano, puede jugar en cualquier posición en el frente de ataque, aunque su rapidez y su capacidad para aprovechar los espacios y desmarcarse hace que la suelan ubicar en los extremos, particularmente el izquierdo. La gran diferencia por ahora es que no juega con el número 10, sino con el 7.

Cuentan en el Sassuolo que el fichaje de Bugeja no fue nada fácil. No por ella, que estaba deseando ir (“sabía que el nivel era más alto del que estaba acostumbrada pero confiaba en mis capacidades”, dice en La Gazzetta) ni por su antiguo club, orgulloso de que la gran joya de su cantera continúe su carrera en un campeonato más potente. Las trabas han sido sobre todo burocráticas, porque la FIFA vigila con lupa los traspasos de menores. El club ha estado un año convenciendo a la familia, asegurándoles de que aparte del fútbol se iba a garantizar un alojamiento y una educación dignos, y recurriendo a la federación nacional para que hiciera de intermediario.

Haley, que ya ha debutado (y marcado) con su selección nacional, tiene por delante un futuro muy prometedor. De momento parece que los entrenadores confían en ella y que el club se va a esforzar en gestionar su talento correctamente para evitar que se le suba a la cabeza y se queme. Si todo sale bien, podemos estar ante la próxima superestrella que revolucione el fútbol femenino.

Más historias que te pueden interesar: