Hallan cientos de lombrices en el cerebro y el pecho de un hombre que comió carne de cerdo casi cruda

Un hombre chino sufrió convulsiones y pérdida de conciencia durante varias semanas y cuando acudió al médico descubrieron que tenía que cientos de lombrices solitarias en su cerebro y en su pecho.

Getty Creative
Getty Creative

Según informes, Zhu Zhongfa, de 42 años, habría comido carne de cerdo poco cocida, contaminada con Taenia solium, un parásito que se transmite sobre todo por la ingesta de esa carne cruda o mal cocida.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El Dr. Huang Jianrong, médico de Zhu en el Hospital Afiliado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang, explicó a AsiaWire que las larvas ingresaron al cuerpo de Zhu a través del sistema digestivo y subieron a través de su torrente sanguíneo.

“Diferentes pacientes responden de manera diferente a la infección dependiendo del lugar que ocupen los parásitos", detalló Jianrong. "En este caso, tuvo convulsiones y perdió el conocimiento, pero otros sufren quistes en los pulmones y podrían toser mucho".

Zhu fue oficialmente diagnosticado con cisticercosis (genera quistes en el cerebro y en los músculos, y en casos más graves, convulsiones y accidentes cerebrovasculares) y neurocisticercosis (una forma más severa, cuando el parásito se reproduce en el sistema nervioso central y se manifiesta en los músculos, la piel y los ojos).

A Zhu se le recetó un antiparasitario y otros medicamentos para proteger sus órganos de un daño mayor. Si bien luego de una semana de tratamiento el paciente se encuentra bien, su médico advirtió que los efectos de la infección a largo plazo no están claros.

Precedentes

La historia de Zhu no es única. En marzo de este año, un adolescente de 18 años, cuya identidad no trascendió, fue llevado de urgencia a un hospital en Faridabad, India, luego de sufrir convulsiones.

Según un reporte New England Journal of Medicine, el paciente ingresó en estado de confusión, con el ojo derecho inflamado y con dolor en la ingle. Una resonancia magnética mostró que su cerebro estaba lleno de gusanos, lo que hizo pensar que todos sus síntomas habían sido causadas por la presencia de quistes producidos por la Taenia Solium.

Lamentablemente, el adolescente falleció luego de dos semanas a causa de las severas lesiones en su cerebro.

Y en febrero de 2017, cirujanos del Instituto de Hígado y Ciencias Biliares en Nueva Delhi, también en la India extrajeron una tenia de cerdo de 1,80 centímetros de largo del estómago de un hombre de 48 años.

Luego de la operación, que duró 75 minutos, el paciente recibió un medicamento antiparasitario durante seis meses.

Alertas

Los parásitos de Taenia solium pueden producir 50,000 huevos cada uno, y son capaces de sobrevivir en un ambiente húmedo durante días o meses. Las vacas y los cerdos se infectan al alimentarse en las áreas contaminadas. Una vez dentro del animal, los huevos eclosionan en el intestino y migran al músculo donde sobreviven enquistados.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, (CDC), los humanos contraen la enfermedad mediante el consumo de alimentos crudos, especialmente carne de cerdo, y por la ingesta de agua contaminada.

La larva, que generalmente mide entre 2 y 8 metros, suele alojarse en el intestino y si no se le trata adecuadamente puede invadir otros tejidos.

La infección por Taenia solium es la principal causa “prevenible” de epilepsia en países en vías de desarrollo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por ello, se recomienda cocinar la carne a una temperatura segura (145 grados F., 62.8 Celsius) y usar un termómetro para alimentos.

Otras historias