La herencia envenenada destruye a Isabel Pantoja: de estrella televisiva en 2020 a villana (una vez más) en 2021

Nuria Hernández
·9 min de lectura

Un 2020 lleno de sobresaltos. Así han sido los últimos doce meses para medio mundo y en especial para Isabel Pantoja. La tonadillera ha vivido un año lleno de cosas buenas pero también de grandes disgustos. Es más, podríamos decir que la cantante ha pasado de ser la gran estrella televisiva de Mediaset a la villana que ha engañado, supuestamente, a su propio hijo Kiko Rivera, el encargado de abrir la caja de Pandora con una entrevista que ya es historia de la televisión.

Singer Isabel Pantoja performs in concert at Wizink Center on March 06, 2020 in Madrid, Spain. (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)
Singer Isabel Pantoja performs in concert at Wizink Center on March 06, 2020 in Madrid, Spain. (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)

El año comenzaba de lo más tranquilo para Maribel. La artista arrancaba 2020 siendo el fichaje estrella de Mediaset tras su paso en 2019 por Supervivientes. Todo el mundo la veneraba en Telecinco, los colaboradores alababan su buen hacer televisivo y hasta Jorge Javier Vázquez presumía de haber recuperado con ella la amistad perdida en años anteriores. El grupo mediático anunciaba a bombo y platillo que la tonadillera sería la gran protagonista del nuevo año como jurado estrella de Idol Kids, un talent show infantil que se grabó en aquel momento pero que no se ha emitido hasta pasado el verano. No había nadie que no dijera que Pantoja iba a ser el bombazo de 2020, pero llegó el confinamiento y la pandemia y parece que las tornas se cambiaron para la intérprete de Marinero de Luces.

Ya en marzo salían a la luz unas declaraciones de la cantante en las que se ponía en cuestión su salida de Supervivientes casi un año antes. El programa había asegurado que Isabel tuvo que abandonar la isla por prescripción médica y porque estaba poniendo en grave riesgo su salud. “El incumplimiento de la dieta han elevado algunos valores que han obligado a cambiar el tratamiento, y los cambios de alimentación pertinentes y el nuevo tratamiento hacen incompatibles tu permanencia en el concurso”, decía entonces Jordi González a una destrozada Pantoja que se quedaba a las puertas de la final del reality de aventura.

Pero en marzo de este año, Noemí Salazar (de los Gipsy Kings) subía un video a sus redes sociales en el que escuchaba a Isabel tras su concierto multitudinario en Madrid (que se celebró apenas una semana antes del decreto del estado de alarma en España). En las imágenes, Noemí le dice a Omar Montes que había ganado Supervivientes porque Isabel se puso mala. "Que no, que yo no me puse mala", decía rotunda Isabel. “Tenía que haber ganado mi hijo en su edición y yo en la mía”, recalcaba la artista dando a entender que no abandonó la isla porque su salud estuviera mal sino porque, probablemente, así lo había pactado desde un inicio.

MADRID, SPAIN - OCTOBER 28: Edurne, Carlos Jean, Isabel Pantoja and Jesus Vazquez attend 'Idol Kids' Tv show presentation on October 28, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Samuel de Roman/WireImage)
MADRID, SPAIN - OCTOBER 28: Edurne, Carlos Jean, Isabel Pantoja and Jesus Vazquez attend 'Idol Kids' Tv show presentation on October 28, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Samuel de Roman/WireImage)

Criticada en Idol Kids

El declive de Isabel en este 2020 empezaba tras el verano. La tonadillera se estrenaba como jurado estrella en Idol Kids, programa que se grabó meses antes de la pandemia, junto a Edurne y Carlos Jean. Pero sin duda, la gran protagonista del talent infantil, por encima incluso de los propios participantes, fue la cantante andaluza. Muchas fueron las críticas desatadas desde el minuto uno de la primera gala. Las redes ardieron señalando al excesivo protagonismo de Pantoja que acaparaba todos los planos durante y después de las actuaciones de los pequeños.

Exagerada, tremendamente dramática y hasta trágica y con una emoción desmedida, la artista no terminó de convencer a los espectadores con su forma de actuar ante las cámaras. Incluso llegó a llorar a mares porque uno de los pequeños interpretó Marinero de Luces. Y ahí estalló en lágrimas recordando a Paquirri y ante las miradas atónitas de Edurne y Jean que no sabían ni donde meterse ante el bochornoso espectáculo totalmente fuera de lugar en un programa de ese tipo. Las miradas de ellos dos y los gestos serios dieron buena muestra de que no estaban nada contentos con su compañera de jurado y algunoas hasta hablaron de la mala relación con la cantante. Además, Pantoja llegó a hacer sombra a uno de los niños al salir a cantar con él al escenario y dejarle atrás mientras ella se lucía y en la final cantó en playback, algo que desató (de nuevo) la ira de los tuiteros más feroces.

Kiko Rivera reveló en Telecinco los supuestos engaños de su madre con la herencia de Paquirri.
Kiko Rivera reveló en Telecinco los supuestos engaños de su madre con la herencia de Paquirri.

La puntilla que la ha hundido

Pero el golpe definitivo a Pantoja llegó en noviembre con la emisión de La herencia envenenada en Telecinco. Unas semanas antes, Kiko Rivera había acudido al Deluxe para hablar de su fuerte depresión y su madre había entrado en directo para recriminarle su actitud y para decirle que había cosas más importantes en el mundo ahora mismo. Ni una palabra de cariño, ni un gesto de ánimo hacia su hijo. Y Kiko, a cuadros sin saber cómo reaccionar ante la frialdad de su propia madre. Y ahí se desató todo. El pequeño del alma de Isabel se sentaba en el plató frente a Jorge Javier para hablar durante más de tres horas de lo engañado que se había sentido por su madre en los últimos tiempos. Habló de la herencia de su padre, de cómo Isabel había dilapidado parte de lo que le tocaba a él y que sin su consentimiento, supuestamente, había hipotecado la finca Cantora que le pertenecía a él. Y saltaba la bomba: Kiko confirmaba que la gota que colmó su paciencia fue cuando en agosto descubrió en la habitación de Paquirri de Cantora que ahí seguían todos sus objetos personales, eso que Pantoja siempre dijo que le habían robado para no entregárselos a los otros dos hijos del torero, Fran y Cayetano Rivera.

Nadie hasta ese momento imaginaba que Paquirrín iba a abrir la caja de los truenos de esa manera contra su madre. Llegó a confirmar que ella no había estado a su lado durante su rehabilitación de sus adicciones y que la única que estuvo con él fue su mujer, Irene Rosales. Kiko fue rotundo: no quería saber nada más de su madre. El pequeño del alma rompía entonces cualquier relación con su progenitora y aseguraba que la única forma de parar todo eso era que ella se sentara a explicarle lo que había hecho con la herencia de su padre. Esto no ha sucedido y ni siquiera en Navidad se ha producido un acercamiento madre e hijo. Dicen que Isabel está recluida en Cantora con su hermano Agustín y su madre doña Ana. Que está medicada y hecha polvo tras las palabras de su adorado hijo, pero que también ha puesto a trabajar a sus abogados para que demanden a quien sea necesario.

Un disco sin pena ni gloria

Entre tanto, Isabel sacaba al mercado su último disco. Canciones que me gustan salía el 27 de noviembre, en plena vorágine de la Herencia Envenenada (luego hubo dos especiales más con Teresa Rivera, hermana de Paquirri, y Silvia Pantoja, prima de Isabel, que también pusieron a caldo a la tonadillera). Pero el éxito no ha sido lo que seguramente ella esperaba. Aunque se coló entre los 20 discos más escuchados en iTunes, las ventas no han sido para tirar cohetes a falta de los datos de las ventas navideñas, claro.

Distanciada de su hija

Y si las cosas con su hijo mayor están en su peor momento, no están mucho mejor con su hija. Isa P se convertía en participante de La casa fuerte 2 junto a su pareja, Asraf, antes de que se emitiera La herencia envenenada. Ajena a todo lo que estaba pasando fuera, Jorge Javier Vázquez le contó parte de lo que había sucedido con su hermano y su madre y ella, ni corta ni perezosa, dijo que no quería saber más. Incluso el programa le propuso viajar a Cantora para ver a su madre y ella rechazó la propuesta. Solo aceptó llamarla, pero su madre ni siquiera le cogió el teléfono ni quiso ponerse ante su llamada, algo que Chabelita no se tomó demasiado bien. Aunque siempre dejó claro que no hablaría hasta su salida, sí que dejó caer que ahora se demostraba que ella tenía razón y que por fin su hermano había dado el paso de contar la verdad de lo que pasa en esa familia.

Nada más terminar el reality, Isa P trató de llamar a su madre de nuevo, pero de nuevo fue en vano. “No me ha contestado. Desde aquí me gustaría decirle que me coja el teléfono o quien tenga su móvil lo haga”, reclamaba en la gala final de La casa fuerte 2. Y sí, dos días después, Chabelita dio una exclusiva en Lecturas. “A mi madre le hace falta un psicólogo, me da miedo que no tenga ganas de vivir”, decía la joven en la revista al ser preguntada por su madre. Pocos días después, visitaba a su madre en Cantora. Apenas una hora estuvo en la casa y salió con cara de pocos amigos. Parece que la tensión que se respira ahora en la finca es tremenda e Isa P no está dispuesta a cargar con los dramas de los demás. Carmen Borrego aseguraba en Viva la vida que Isabel Pantoja le dio un mensaje para su hermano Kiko: "Dile a tu hermano que aquí ya no tiene familia".

Isa P habla de su madre en Lecturas.
Isa P habla de su madre en Lecturas.

2020 ha sido duro para todos, pero Isabel Pantoja podría haber vivido sin lugar a dudas el peor año de su vida. La ‘pérdida’ de su hijo, el distanciamiento de su hija pequeña y los malos datos profesionales sumados a la pandemia, han hecho que la tonadillera haya pasado de ser la gran estrella de Mediaset a la villana del mundo del corazón. Incluso Jorge Javier ha insinuado que no quiere reconciliarse con ella porque desprende “mala energía”. ¿Resurgirá como el Ave Fénix con la llegada del año nuevo? ¿Volverá Isabel a reconciliarse con Kiko? ¿Recuperará el favor de la cadena que un año la ama y al siguiente la deja a los pies de los caballos o romperá para siempre con ella? Algunos apuestan por su vuelta a los escenarios como regreso a la vida pública, otros por una exclusiva en la revista del saludo, pero nadie sabe cómo asumirá la tonadillera los próximos meses después de sufrir uno de los palos más duros de su existencia.

Más historias que te pueden interesar: