Historia de un desencuentro: Así se gestó la salida de Marcelino del Valencia

Goal.com

El Valencia acabó la temporada 2018-2019 como el equipo más en forma del fútbol español. Los de Marcelino García Toral ganaron la final de la Copa del Rey al Barcelona de Messi el 25 de mayo en el Benito Villamarín y sólo unos días antes habían firmado una remontada espectacular en LaLiga para acabar como cuartos y clasificarse por segunda temporada consecutiva para jugar la UEFA Champions League.

Sin embargo, ni la pretemporada ni el inicio de la pretemporada 2019-2020 se han correspondido con la de un equipo instalado en el éxito. Las fricciones veraniegas entre el propietario del club, Peter Lim, y el director general, Mateu Alemany, y el entreandor, Marcelino García Toral, han desembocado en la destitución del técnico asturiano, que deja el club tras sólo tres jornadas y a las puertas de medirse al Barcelona en LaLiga y al Chelsea en la Champions League.

¿Cuáles han sido los orígenes de este conflicto? La disparidad de criterios a la hora de fichar, ya a principios de agosto Mateu Alemany estuvo a punto de marcharse por este motivo pero decidió seguir tras reunirse con Lim en Singapur. Sin embargo, Alemany y Marcelino no pudieron fichar a algunos de los fichajes que tenían encarrilados como Denis Suáre y Rafinha por la negativa de Lim, que volvió a dejarse guiar este verano por uno de sus hombres de confianza como es el agente, Jorge Mendes, más que por sus propios trabajadores.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Marcelino en rueda de prensa no ocultó su disgusto: "El análisis del área deportiva era traer un jugador polivalente de medio campo que pudiera jugar en tres o cuatro posiciones. Pusimos dos nombres encima de la mesa, Denis y Rafinha. Denis decidió irse al Celta. Nos queda Rafinha. Teníamos otras opciones de 30-40 millones de euros. No es que Marcelino, como dicen algunos erróneamente, cogió un capricho. Eran las opciones que nos daba el mercado. El entrenador entrena, nunca se me dijo que no venía para no potenciar a los jóvenes. Cara a cara no se me dijo. Intentaré que Kang In o Ferran si merecen jugar por delante de otro compañero y aumentan el potencial del equipo, van a jugar. Tengo valores y trato de ser justo espero que después de esta explicación nadie diga que un determinado nombre es un capricho del entrenador. No me muevo por eso. Soy hijo único y a lo mejor cuando era pequeño si tenía caprichos, pero tengo 54 años", comentó el pasado 1 de septiembre.

La posible salida de Rodrigo Moreno al Atlético de Madrid, la falta de más fichajes en una plantilla que según Marcelino "se quedó corta" o las inversiones que sí realizaron otros equipos como Sevilla o Real Betis en el mercado también fueron alguno de los argumentos que esgrimió el técnico ante los micrófonos, donde no ocultó nunca su descontento desde mediados de agosto.

Como es lógico, estas declaraciones no sentaron bien a Lim, que este martes dio la orden de destituir a Marcelino al presidente del club y su hombre en Valencia, Anil Murthy, en una reunión en Singapur. En la ciudad asiática, Lim también se reunió en secreto con el que sería su sustituto, Albert Celades, tal y como el propio técnico ha reconocido en su presentación.

Mientras tanto, la única explicación oficial a estas decisiones que ha salido del club la dio Anil Murthy, que defendió la llegada de Celades como una apuesta por los jugadores jóvenes de la entidad. "El Valencia debe defender su filosofía de jóvenes jugadores. Celades ya conoce esta filosofía. Nuestra base de cantera es la que nos debe consolidar", comentó. Demasiados interrogantes y un final demasiado extraño para un proyecto que fue campeón hace sólo tres meses.

Otras historias