Por qué Honda ficha a Pol Espargaró y cómo queda Alex Márquez

Germán Garcia Casanova
motorsport.com

El acuerdo entre ambas partes está cerrado a falta de la firma y el anuncio oficial, que no puede llevarse a cabo, de momento, debido a una cláusula que figura en el actual contrato que vincula a Pol Espargaró con su actual equipo.

Las negociaciones entre ambas partes se iniciaron hace unas semanas después de que Honda llegara a la conclusión de que debía rearmarse ante los movimientos de sus rivales en el mercado de pilotos.

Mantener a Viñales y Quartararo en su nómina como pareja oficial a partir de 2021, dejando fuera a Valentino Rossi, fue un aviso claro de que Yamaha ha dejado los romanticismos a un lado para tratar de recuperar una corona que no gana desde 2015 (Jorge Lorenzo).

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

En Suzuki, renovar a Alex Rins y Joan Mir significa mantener una línea de crecimiento constante que ya el pasado año llevó les llevó a ganar dos carreras. Una de ellas en un espectacular mano a mano con Marc Márquez, en Silverstone. Una derrota que dolió.

Los siguientes en hacer sus deberes debían ser Ducati y KTM. Para Honda, la marca austríaca no es a día de hoy un rival directo, pero sí puede llegar a serlo en el medio plazo. Los italianos, el mayor oponente en la lucha por el campeonato los últimos tres años, reaccionaron con el anuncio de la promoción deJack Miller a la estructura oficial con vistas al curso que viene.

Alex Marquez debutará este año en MotoGP con Repsol Honda TeamMotorsport.com

KTM, por su parte, se ha quedado en unos días sin dos de sus principales apuestas de presente y futuro. Convencidos como están los austríacos de no poder hacer nada por evitar la marcha de Espargaró, su estrategia se basa en buscar la fórmula para retener a Jorge Martín, a quien incluso han llegado a ofrecerle la moto oficial que quedará libre en 2021. Pero llegan tarde. El madrileño ya se ha comprometido con Ducati para correr en Pramac y quedará liberado el 1 de julio.

Espargaró es un piloto agresivo, trabajador y con un estilo de pilotaje que, sobre el papel, se adaptaría a lo que exige la RC213V. El corredor es del gusto de Alberto Puig, director deportivo de Honda valedor de este gran juego de sillas. La llegada del catalán debería servir para que todo el peso del equipo no recayera exclusivamente sobre Marc Márquez, que prácticamente solo se encargó de ganar la triple corona en 2019 para HRC.

Esa idea, Puig la tiene ahora y la tenía el año pasado, en noviembre, cuando Lorenzo anunció apresuradamente su retirada. En aquel momento, la opción más lógica habría sido la de promocionar a Cal Crutchlow, ofrecerle el puesto de Lorenzo y emparejar a Alex Márquez con Takaaki Nakagami en el LCR.

Alex Márquez, Repsol Honda Team, Cal Crutchlow, Team LCR HondaMotorsport.com

Difícil situación para Alex Márquez

No obstante, distintos compromisos comerciales desaconsejaron esa maniobra. Sacar al de Coventry del equipo de Cecchinello era una mala solución para todas las partes, por no mencionar las insinuaciones del británico sobre una posible retirada cuando finalice su actual contrato (2020), una amenaza permanente que ha obligado a Puig a cubrirse las espaldas.

“HRC siempre piensa en el futuro de su estructura, desde los equipos de Moto3 hasta MotoGP. Debido a las circunstancias en las que estamos inmersos, esta temporada no se está desarrollando por los cauces normales, pero eso no impide que Honda siga planificando el mejor futuro para sus pilotos”, dijo Puig tras destapar Motorsport.com el fichaje de Espargaró.

Con la llegada de Pol al Repsol Honda, nadie sabe qué pasará ahora con Alex Márquez, el joven piloto que todavía no ha debutado con el equipo oficial Honda y que puede quedar estigmatizado por este audaz movimiento.

La lógica invita a pensar que Alex podría pasar a competir con el LCR, el lugar que seguramente mejor le encaja al actual campeón del mundo de Moto2 para tener una progresión natural en su carrera en la clase mayor.

La potencia de los focos que le alcanzarán allí no será la misma que le puede llegar deslumbrar los diez o doce grandes premios que afronte este ejercicio como vecino de taller de su hermano, uno de los mejores pilotos del a historia. La presión será enorme, y posiblemente contraproducente.

Llegados a este punto es lógico que aflore una duda: ¿No había un método para cuadrar el puzzle sin exponer tanto al menor de los Márquez?

Seguramente, no. Si hace seis meses las circunstancias impidieron que Alex fuera a ocupar el lugar más indicado y ahora existe esa posibilidad, lo único que hacen Puig y Honda es corregir una anomalía y dejar las cosas como debían haber sido desde el principio.

Otras historias