La hora de Deulofeu... que el Barcelona se perderá

Convocado por la selección absoluta demostrando que su pase al Milan fue un acierto, aguarda el último verano en el que formará parte de la órbita barcelonista.


EDITORIAL

Gerard Deulofeu ya es internacional absoluto con España. A los veintitrés años recién cumplidos la llamada en su día 'perla de la Masía' empieza a enseñar el nivel que su indómita calidad prometió desde que era un crío y despuntaba en las categorías inferiores del Barcelona, cuando se le conocía en la Ciudad Deportiva como 'el Messi catalán'. Sin embargo, Deulofeu insiste en que lo único que tiene en común con el rosarino, actualmente, es su admiración por el mismo jugador, Ronaldinho.

Deulofeu avisa: "mi referente no es Messi".

El Milan le ha sentado bien a Deulofeu. Cedido por el Everton hasta final de temporada, el club italiano tiene la intención de comprar su ficha el próximo verano y pretende que el Barcelona le eche un cable repescando al jugador para poder negociar un traspaso por un precio inferior a los 18 que establece su cláusula de rescisión en el equipo inglés. El club catalán mantiene apenas una opción de compra que vencerá el próximo 30 de agosto. Será la última vez que el Barcelona tenga opción alguna sobre el jugador en el que depositó tanta esperanza.

El Milan le pedirá una 'ayudita' al Barcelona para fichar a Deulofeu

Tras debutar con el Barcelona en 2011 a los diecisiete años vivió una primera cesión al Everton durante la temporada 2013/14 pero cuando regresó Luis Enrique Martínez no aceptó darle un sitio en el equipo. "Tiene que mejorar mucho en defensa y no va a contar con los minutos que necesita" argumentó aquel verano. Los buscó, sin éxito, en el Sevilla y otra vez en el equipo inglés, pero no los ha encontrado hasta llegar a Milán.

En Italia el delantero da muestras de haber explotado y Luis Enrique, el técnico que le rechazó, no estará la próxima temporada. De momento ya puede decir que es internacional absoluto y, por lo tanto, su precio ya es hoy un poco más elevado de lo que era hace unas semanas, cuando aterrizó en la capital lombarda. El Barcelona no le ha querido hasta ahora. Puede que el que llegue para ocupar el banquillo del Camp Nou sí lo haga, pero cabe apresurarse si es así porque el próximo 1 de septiembre ya no tendrá relación profesional alguna con el club barcelonista.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines