Ya es hora de que Ronald Koeman refuerce el centro del campo y apueste por Miralem Pjanic

Estefanía Ramos
·2 min de lectura

La vida continúa en Can Barça y tras la derrota en el Clásico no hay tiempo para lamentarse. El partido de Champions ante la Juventus está a la vuelta de la esquina y Koeman tendrá que darle una vuelta al equipo e introducir cambios, unos por obligación y otros para evitar un nuevo tropiezo. En este arranque de temporada el técnico holandés ha sido de ideas fijas, pero este equipo se cae. En el Clásico aguantó el tiempo que le duró la gasolina a Messi y si quieren ganar a la Juventus necesitarán algo más que una hora buena del argentino.

En defensa entrará Araujo por el sancionado Piqué y Coutinho también se cae del once por lesión. Con las bajas y viendo cómo fue el último partido, Koeman debería apostar por reforzar el centro del campo y dar entrada a Miralem Pjanic junto a Sergio Busquets y a Frenkie de Jong. Ante el Real Madrid, el Barcelona acabó con sólo dos jugadores en el centro del campo y desapareció por completo del partido.

Pjanic debería ser titular ante la Juventus | Alex Caparros/Getty Images
Pjanic debería ser titular ante la Juventus | Alex Caparros/Getty Images

Koeman tendría que darle una vuelta de tuerca a su esquema. El centro del campo debería tener más protagonismo en el Barcelona y más ante rivales que te juegan de tú a tú y te disputan la posesión del balón. Con Pjanic en el once, el Barça ganará más peso en ese centro del campo, y arriba completa el equipo titular el tridente de ataque con Messi, Ansu Fati y el afortunado que se quede con la plaza de Coutinho.

El brasileño estaba teniendo un buen arranque de temporada y será difícil para Koeman elegir a su sustituto, no sólo por lo que aporta sino porque ninguno de los candidatos para ocupar esa plaza ha hecho méritos suficientes para ganársela. Pedri apenas tiene 17 años, acaba de llegar al equipo y hay que tener paciencia con él; Trinçao no ha tenido una gran oportunidad ni continuidad, y el caso de los dos franceses, Griezmann y Dembélé, merece ser estudiado aparte. Pjanic, además de Araujo, tendría que ser la gran novedad en el once del Barça para medirse a la Juventus y el hueco libre del tridente que se lo disputen entre Trinçao y Pedri. Ahora mismo estos dos jugadores pueden aportar más al equipo que el dúo galo. Griezmann y Dembélé viven en el ostracismo y ya han tenido suficientes oportunidades que no han sabido aprovechar. Mañana veremos si Koeman vuelve a sorprendernos con el once como ya hizo en el Clásico.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!