El hotel se defiende: "Paolo Guerrero no pudo identificar al mozo"

Goal.com
El Swissotel de Lima emitió un comunicado en el que desmiente al delantero y aclara que pudo entrevistarse con todo el personal.

El hotel se defiende: "Paolo Guerrero no pudo identificar al mozo"

El Swissotel de Lima emitió un comunicado en el que desmiente al delantero y aclara que pudo entrevistarse con todo el personal.

Las acusaciones de Paolo Guerrero al hotel Swissotel de Lima, lugar de la concentración de la Selección peruana, en el que habría tomado la infusión contaminada con restos de benzoilecgonina (principal metabolito de la cocaína), tuvieron una inmediata respuesta por parte de la cadena de alojamientos.

A través de un comunicado, difundido este miércoles, el Swissotel negó varios de los cuestionamientos hechos por el jugador de Flamengo -suspendido 14 meses por el Tribunal Arbistral del Deporte (TAS)-, entre ellos, haberle "dado la espalda" y "ayudar a la WADA (Agencia Mundial Antidopaje)".

"En los últimos días, fuimos objetos de ataques mediáticos iniciados por versiones del señor Paolo Guerrero González y su entorno (...). En ese sentido, dejamos evidencias de que todas las solicitudes de información del señor Guerrero fueron atendidas de acuerdo al marco legal vigente. Así, si respondió por escrito un cuestionario enviado por el jugador, que nunca recogió, y que entregamos a la Federación Peruana de Fútbol (FPF)", dice el texto.

En el comunicado, además, el hotel afirma que entregó los nombres de sus trabjadores, los cuales tuvieron la autorización para ser entrevistados por el delantero, aunque el supuesto responsable de haberle servido la infusión no fue identificado. "Se le permitió entrevistar al personal de servicio que estimó conveniente, sin que el señor Guerrero pudiese identificar a la persona que supuestamente le habría servido la infusión", explica el hotel.

Además de asegurar que siempre se cumplió con todas las exigencias de la FPF en lo que se refiere a los protocolos de seguridad, nutrición y comodidades, el Swissotel también resaltó que proporcionó una sala para que los futbolistas pudieran encontrarse con amigos y familiares. En ese espacio, en el que Guerrero bebió la infusión, el protocolo de la FPF no se cumplía por estar fuera del área rígida de concentración.

"Esta sala se encuentra fuera del área restringida y no son aplicables los protocolos exigidos por la FPF para el servicio de alimentación y bebidas. El consumo dentro de la sala de visitantes es de responsabilidad exclusiva de sus usuarios. Nuestra organización realizó su propia investigación interna cuyo resultado no respalda las acusaciones que vienen realizando el señor Guerrero", apunta el comunicado.

El delantero peruano, tras cumplir seis meses de su castigo, recién podría volver a jugar dentro de ocho meses. Eso quiere decir que se perderá el Mundial de Rusia 2018, aunque intentará la anulación del fallo del TAS a través del Tribunal Federal de Suiza.

Otras historias

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines