¿Conoces la huella hídrica de los alimentos que consumes?

Yahoo Vida y Estilo

La producción de alimentos representaría hasta el 70% del consumo de agua en el mundo, y sí, todo lo que comes suma al drenado de lagos, desvío de ríos y la explotación de mantos acuíferos. Por eso, conocer la huella hídrica de tus alimentos te serviría para hacer conciencia y actuar en auxilio del planeta.

Se calcula que hasta el 50% de la comida en el mundo se desperdiciaría, haciendo más costosa nuestra huella hídrica. Foto: JONGHO SHIN / iStockphoto
Se calcula que hasta el 50% de la comida en el mundo se desperdiciaría, haciendo más costosa nuestra huella hídrica. Foto: JONGHO SHIN / iStockphoto

Hace unos días científicos del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU, emitió un comunicado en el que vuelven a reiterar cómo un cambio en nuestra dieta diaria ayudaría para combatir la crisis climática. Y esto no solo tiene que ver con los gases de efecto invernadero, sino también con el consumo de agua que conlleva la producción de nuestros alimentos.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Y es que además de utilizar el agua de ríos y lagos, esta industria extraería hasta el 90% del vital líquido del subsuelo demasiado rápido para que el planeta pueda recuperarse. El impacto al medioambiente se ve en la pérdida de suelos fértiles, hundimientos de terrenos y una evidente escasez de agua, que a la larga obliga a que haya una menor producción de alimentos y que estos sean cada vez más caros, además de las evidentes sequías.

Quizá lo peor de todo es que en el mundo estaríamos desperdiciando casi el 50% de la comida que se produce, lo cual hace que esta explotación del agua nos cueste todavía más.

También te puede interesar: Más allá del popote, toma nota de qué acciones tuyas sí servirían para ayudar al planeta

Pero no todo está perdido

Nuestras acciones sí podrían tener un impacto directo en ello, pues si comenzamos a consumir menos productos con una alta huella hídrica, ayudaríamos a reducir esta sobreexplotación de recursos.

A nivel global, cada persona consumiría, en promedio, unos 1,240 metros cúbicos de agua al año, o dicho de otra forma, 1 millón 240 mil litros. Ducharnos en 5 minutos, cerrar las llaves cuando nos lavamos los dientes, y aprovechar el agua de lluvia son buenas acciones, pero como la producción de alimentos representa hasta el 70% del consumo global de agua, no serían suficientes para ayudar al planeta.

Así que llegó la hora de saber cuántos litros de agua se necesitan para que los alimentos que consumimos lleguen a nuestras manos, y tomar conciencia de su consumo, más allá de lo que ocurre en nuestras tuberías de casa.

La producción de alimentos representaría hasta el 70% del consumo del agua del mundo. Foto: RomoloTavani / iStockphoto
La producción de alimentos representaría hasta el 70% del consumo del agua del mundo. Foto: RomoloTavani / iStockphoto

Alimento por alimento

Esta lista podría ayudar a hacernos conscientes de lo que provoca seguir comiendo como lo hemos hecho hasta ahora, y qué opciones serían menos dañinas. No se trata de dejar de comer todo, pero sí poner de nuestra parte.

Litros por cada kilogramo de:

  • Ternera, 15,000

  • Cerdo, 6,000

  • Cordero, 8,700

  • Pollo, 4,300

  • Arroz 3,400

  • Maíz, 900

  • Trigo, 1,000

  • Lentejas, 50

  • Queso, 3,178

  • Mantequilla, 5,553

  • Chocolate, 17,196

  • Pasta, 1,849

  • Litros por unidad de:

  • Tomate, 13

  • Lechuga, 13

  • Naranja, 50

  • Manzana, 70

  • Papa, 25

  • Leche, 1,000

  • Jarra de café, 840

  • Taza de té, 35

  • Cerveza, 106

  • Botella de vino, 720

  • Hamburguesa, 2,400

  • Bolsa de papas fritas, 185

Con esto, queda claro que consumir más vegetales y legumbres que carne, reduciría drásticamente la huella hídrica.

Pero además nos da una idea de cómo nuestros alimentos favoritos, como el café y el chocolate, no son tan inofensivos.

También te puede interesar: Dieta flexitariana, ¿la opción para salvar al mundo?

Cabe mencionar que la huella hídrica de la producción de alimentos incluye no solo el agua que beben los animales o que se usa para el riego, sino también la que se necesita para su envasado y transportación.

¿Harías un cambio en tu dieta para ayudar al planeta?

@travesabarros

Otras historias