La huída hacia adelante de Pedrerol en 'El chiringuito' tras el fracaso de la Superliga

·5 min de lectura
Josep Pedrerol y Florentino Pérez en 'El chiringuito de jugones'. (Fuente: Twitter/@elchiringuitotv)
Josep Pedrerol y Florentino Pérez en 'El chiringuito de jugones'. (Fuente: Twitter/@elchiringuitotv)

En menos de 48 horas la Superliga de Florentino Pérez se desmorona tras acudir a 'El chiringuito de jugones', a petición de Josep Pedrerol, para explicar los motivos de su creación. No ha calado, varios clubes fundadores se han retirado ya, pero tanto presidente del Real Madrid como periodista van a morir defendiendo el idilio salvador del fútbol. Al fin y al cabo, no les queda otra.

Tras el anuncio a última hora del domingo de la creación de la Superliga, con 12 equipos fundadores que la jugarían siempre, independientemente del desempeño anual en sus respectivos campeonatos domésticos, Pedrerol dejó caer a Florentino en su programa que estaría bien que se pasase a exponer al mundo este nuevo proyecto ajeno a la UEFA.

Lo consiguió. Al día siguiente, el empresario acudió al plató de la tertulia deportiva más vista de la televisión. Es decir, Florentino Pérez eligió el espacio capitaneado por Josep Pedrerol para presentar al mundo entero, que aguardaba expectante, el torneo que salvaría el fútbol. De esta manera, el periodista catalán asumía un rol impulsor determinante en todo esto: ser el altavoz de una nueva era sin cuestionarla.

Adelante con todo, condicionando su posición.

En menos de dos días, con la fuga de los equipos de la Premier, el chasco ha sido absoluto y atarse de pies y manos nunca es bueno. Cuando la realidad es que la Superliga no ha conseguido salir adelante como desde su anuncio se esperaba, cualquier atisbo de autocrítica siempre ayuda a la redención. Pedrerol, sin embargo, ha escogido la huida hacia adelante: blanquear la competición frente al fracaso.

Asumir ese rol de altavoz le ha llevado a tener que salir a dar explicaciones, como si formase parte del proyecto de la Superliga, justificándola como si fuese Florentino Pérez en 'Al rojo vivo' y su otro espacio en La Sexta, 'Jugones'.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

La misión, lejos de recular, es vender la Superliga sea como sea. Eso sí, atacando al resto y a los arrepentidos. Pedrerol empezaba 'El chiringuito' con una declaración de intenciones contra ellos, culpables de ceder ante "las presiones brutales" de sus aficionados, como si no se debiesen a ellos, y la "presión de la UEFA terrible", como si no hubiesen caminado de la mano desde hace años.

Además, hablaba del 'fair play' financiero como elemento clave de la UEFA para convencer a Manchester City y PSG: "City, tranquilo, gasta lo que quieras, pero quédate". El dinero como elemento clave. Precisamente lo que defiende de la creación de la Superliga.

También ironiza, metiendo al Chelsea en el lote, "con un multimillonario ruso", sobre "el fútbol humilde, el fútbol de todos, ¿no?". Los dueños de estos clubes son los mismos que iban a participar en la Superliga, no han cambiado de manos en dos días.

Sin embargo, con esos entre los 12 fundadores y Florentino en el plató de 'El chiringuito' se aludía astutamente a "los más humildes", queriéndoles convencer de que cuanto más gane un grande, más va a ganar un club humilde. Ojo, que igual pensamos en el Éibar o el Getafe en este aspecto, pero para Pedrerol los clubes humildes son "Valencia, Sevilla, Villarreal...". Esto como fórmula de equidad, ya que se destinaría, como dijo Florentino, un porcentaje a esos modestos, para mantenerles contentos.

Esto es todo menos igualdad, ya que las plazas para entrar a la Superliga de los no fundadores -toda Europa menos 12- serían 5. Esos 12 se repartirían el pastel cada año, y otros 5 irían rotando, sin llegar ni de cerca a la altura económica de los fundadores. La meritocracia a la basura. Superequitativo todo. Y esto sin tener en cuenta un pago multimillonario inicial única y exclusivamente a los fundadores del torneo. Es decir, la desigualdad económica que ya se da con la UEFA, y que hay que solucionar, multiplicada por cuatro.

Sobre la meritocracia, Pedrerol ya da diferentes soluciones para que la UEFA pueda estar metida en el ajo. Quizás, esto sea más tarea de Florentino y las demás directivas de los que todavía no han huido de la Superliga -los españoles y los italianos-. Que si las plazas que quedan libres se completen con los que hagan méritos en la Champions, en la Europa League, en sus ligas, etc, o hasta que se cree una segunda división de la competición. Es decir, aquí lo importante es que todo el fútbol se reorganice en torno a la Superliga y no al revés.

A pesar de todo lo analizado, lo más atrevido es erigirse como la voz de todos los que amamos el fútbol asegurando que "a cualquier aficionado del fútbol le gusta la idea". El precio a pagar por estar en el ajo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente