Lo que Ibai y Piqué no nos cuentan

·3 min de lectura
Soccer Football - LaLiga - FC Barcelona v Real Sociedad - Camp Nou, Barcelona, Spain - August 15, 2021 Barcelona's Gerard Pique celebrates scoring their first goal REUTERS/Albert Gea
El antiguo 'periscopero' Gerard Piqué. (Foto: Reuters/Albert Gea)

En los medios de comunicación hay temas cíclicos: las olas de calor en verano, las de frío en invierno... y luego está Ibai Llanos cada vez que visita su canal de Twitch alguna estrella del deporte: primero Marc Gasol, luego Gerard Piqué y Sergio Ramos... Ahora, después de que Leo Messi le invitara a su presentación con el PSG, llevamos casi una semana dando vueltas a la crisis de los medios y cuestionando si lo que hace Ibai es periodismo. No nos hacemos la pregunta clave: ¿es periodismo lo que hacemos hoy los periodistas?

Esta semana, con la inscripción de los fichajes del Barça en LaLiga, la prensa deportiva tenía una buena oportunidad de marcar territorio, de demostrar que es capaz de llegar donde los ‘streamers’ ni siquiera se plantean, de aportar a su audiencia el valor añadido que se espera de ella. El sábado, el Barça anunció mediante una nota que ya había inscrito a Memphis y Eric García gracias a una rebaja en el sueldo de Piqué. Los medios, en masa, se limitaron a replicarlo. Mucho alardear de método periodístico cuando un famosete compadrea con Ibai pero qué poco se emplea luego. Tuvo que ser LaLiga, con otro comunicado, la que anunciara que los jugadores no estaban inscritos y que el Barça ni siquiera les había enviado aún la documentación. Los medios también lo replicaron en masa.

Por supuesto, una vez completada la inscripción tampoco obtuvimos mayor explicación sobre las cuentas ni sobre la rebaja de Piqué. El defensa del Barça, que en su día ya abrió heridas con sus directos en Periscope, habló sobre el tema en Twitch, donde amenaza ahora con acaparar la atención. Este domingo estrenó su canal tras la victoria ante la Real Sociedad y respondió a varias preguntas de usuarios vía chat. Bueno para los aficionados, que se ahorran intermediarios, y aún mejor para el futbolista, que se ahorra las famosas preguntas incómodas, esas que los periodistas presumen de hacer y que suelen confundir con el burdo y cansino intento de extraer titulares.

Por suerte para los medios, hay pocos futbolistas con la soltura de Piqué frente a una cámara y a una audiencia. Ignoro hasta qué punto los streamers pueden hacerles daño en el bolsillo pero por ahora lo que sí les han tocado es el ego. A mí se me ocurre que todo ese tiempo que los medios dedicaban antes a agasajar a estrellas del deporte —y a intentar sacarles titulares— pueden dedicarlo ahora a lo que realmente se espera de ellos, eso de lo que tanto presumen frente a Ibai: hacer de periodistas. Destapar noticias o elaborar buenos contenidos que aporten contexto para comprender mejor la actualidad. Eso que el Barça (o cualquier otro club) deja fuera de su comunicado oficial. Eso que Piqué (o cualquier otro futbolista) evita responder en el chat. Eso de lo que Ibai no sabe o no quiere hablar. Sería precioso que algún día conectaran con uno de esos reporteros que sonríen tanto a las puertas de Valdebebas o del Cerro del Espino y nos contara algo que no hubiéramos leído ya en Twitter unas horas antes. Para eso no hacen falta periodistas.

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente