¿Se imaginan a Zidane fuera del Real Madrid?

OPINIÓN

La liebre saltó este viernes por la mañana en el Real Madrid. En rueda de prensa, preguntado por su clásica coletilla, Zidane dejó una respuesta un tanto enigmática: “Yo no estoy seguro de seguir aquí la próxima temporada. Por eso no estoy preparando nada de la pretemporada. Por eso estamos sólo enfocados con lo que queda de esta campaña. Sabes la importancia de este club. Sé el cargo, lo que es entrenar al Real Madrid, y estoy preparado para todo. Pero por eso hablo sólo del partido siguiente. Y será así hasta el último día que esté aquí. Lo que importa son los próximos tres puntos y nada más”.

Cabe decir que no es la primera vez que Zidane dice en rueda de prensa que él sabe que su continuidad en el Real Madrid dependería únicamente de los resultados y de su trabajo, y que su legado como jugador no sería nunca definitivo para ello. Lo dijo incluso el mismo día de su presentación, de hecho. Asimismo, Zidane había sido preguntado este viernes también por si no ganar La Liga sería un fracaso, a lo que el técnico había contestado ya que ‘no se había ganado aún’, y que ‘estaba todo por ver’ en el presente curso.

Zidane debe quedarse aunque no gane

Lo que invita a interpretar que en realidad Zidane no está soltando ningún órdago a nadie, ni está tampoco poniéndose en el mercado. Sino simplemente recordando que la continuidad de cualquier entrenador del Real Madrid depende únicamente de su trabajo y de sus éxitos. Incluida, su propia continuidad. Nada más que eso. Y nada menos.

Puesto que, el simple hecho de escuchar a Zidane hablar de su marcha del Real Madrid, conlleva un indisimulable vértigo. Para el Real Madrid, obviamente. Pero para el fútbol en general. Y es que, tal y como suelen decir en el entorno del club blanco, “Zidane es patrimonio del Real Madrid” desde hace mucho tiempo, con lo que cuesta imaginarle fuera de la entidad de Concha Espina. Y más aún, defendiendo los intereses de cualquier otro equipo que no sea el madridista.

Zinedine Zidane, Real Madrid

No obstante, son ya casi dieciséis años ligado sólo al Real Madrid sin interrupción alguna. Primero como jugador desde 2001, pero después como embajador, asesor del presidente, asistente de La Fábrica, enlace entre el primer equipo y la directiva, segundo entrenador de Ancelotti, técnico del Castilla y entrenador del primer equipo. Todos los hijos de Zidane militan en las categorías inferiores del Real Madrid. La capital española es la ciudad de residencia de toda la familia de Zidane desde hace mucho tiempo. Y hasta el propio Zinedine se ha reconocido muchas veces medio-español y medio-madrileño, en relación al tremendo cariño que le tiene a su vida en la ciudad, y en el seno del club merengue. Ídolo madridista, héroe de la Novena y de la Undécima, presente en la Décima… ¿se lo pueden imaginar posando frente al escudo de otro equipo que no sea el del Real Madrid?

Sinceramente, un servidor no puede hacerlo. Y aunque lo más lógico sería que Zidane todavía continuase en el Real Madrid la temporada que viene pese a que no ganase ningún título –por todos los méritos que ha venido contrayendo desde que juró su cargo-, estas declaraciones del galo vienen a significar algo más profundo que su continuidad más inmediata: que aquel 5 de enero de 2016 que era presentado como entrenador del Real Madrid no era sino el inicio de la cuenta atrás para abandonar el club. Pues al dar el salto de apostar por su carrera como técnico, evidentemente, ello le tendría que alejar tarde o temprano de su papel como ‘patrimonio del Real Madrid’. Pues, como el propio Zidane quiere decir: no existe ningún entrenador que sea eterno en el club blanco. Costará, llegado el momento.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines