Independiente se quedó en la puerta de los octavos de final

·1 min de lectura

Independiente no pudo dar el golpe en condición de local y se quedó solo a un paso de los octavos de final de la Copa Sudamericana luego de perder por 2-0 frente a Ceará en la última jornada del Grupo G.

El equipo de Eduardo Domínguez, que necesitaba vencer a su rival por dos o más goles para clasificar, no consiguió encontrarse con su mejor versión durante el primer tiempo y lo pagó caro, justo cuando estaba por irse a los vestuarios.

En la última jugada antes del descanso, luego de un centro de pelota parada de Víctor Luis, Rodrigo Lindoso sorprendió a todos los defensores y puso el primero con un certero remate de zurda dentro del área.

La posesión de la pelota estuvo la mayor parte del tiempo a cargo del equipo de Avellaneda, pero la falta de ideas y la poca conexión entre líneas no les permitió sacar provecho de la misma para lastimar al rival.

Pese a que Eduardo Domínguez apostó por varios cambios durante la segunda mitad -principalmente ofensivos- para ir en busca de los goles necesarios para clasificar, el panorama no cambió y el conjunto visitante se mantuvo firme en defensa.

Sobre el final del encuentro, los dirigidos por Dorival Júnior armaron una excelente salida de contra y fue John Stiven Mendoza quien se encargó de definir ante Sebastián Sosa para sentenciar el destino de ambos clubes.

Este resultado deja a Independiente en el segundo lugar y sin la clasificación, mientras que a Ceará lo ubica como líder de la zona y le asegura el boleto a la siguiente ronda del torneo.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente