Independiente del Valle renuncia a 12.500 puestos en la final de la Copa Sudamericana

·1 min de lectura

Quito, 21 sep (EFE).- Independiente del Valle de Ecuador renunció a 12.500 de las 14.000 entradas que le correspondían a su hinchada para la final de la Copa Sudamericana contra Sao Paulo, y se quedó con un lote pequeño de 1.500 boletos.

Así lo confirmaron a Efe fuentes del club ecuatoriano, que se verá en la tesitura de disputar la final en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba (Argentina) con una clara y contundente inferioridad numérica en las tribunas.

La previsión del equipo de Sangoquí es que viajen hasta Córdoba unos 1.500 aficionados, pues la lejanía y el alto coste del viaje hasta la ciudad argentina han hecho que muchos hinchas ecuatorianos renuncien a presenciar la final en el estadio.

Una buena parte de los 1.500 aficionados del Negriazul que se esperan en Córdoba lo harán en vuelos chárter, entre ellos el del propio club en el que viajará la plantilla y algunos familiares de los jugadores.

No es la primera vez que al Independiente del Valle le toca afrontar una situación similar, pues en 2019 ya disputó en Asunción otra final de la Copa Sudamericana contra Colón donde la hinchada argentina también ocupó casi todo el estadio, lo que no fue impedimento para que los ecuatorianos se alzasen con el trofeo.

En aquella ocasión, Independiente conquistó el primer título internacional de su historia al imponerse por 3-1 con goles de Luis Fernando León, Jhon Jairo Sánchez y Cristian Dájome.

(c) Agencia EFE