El inesperado favor de Vox a Sánchez con su moción de censura

Asier Martiarena
·4 min de lectura
Santiago Abascal ha trazado una carrera de fondo que pasa, primero, por superar al PP en el Congreso. (Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP via Getty Images)
Santiago Abascal ha trazado una carrera de fondo que pasa, primero, por superar al PP en el Congreso. (Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP via Getty Images)

Semana decisiva en la política española. Con el país confinándose paulatinamente por el aumento de los casos de coronavirus, la problemática de la renovación del poder judicial y la encrucijada de recibir y gestionar los fondos europeos, el PSOE ha encontrado un inesperado salvavidas de la mano de Vox. Tal cual.

Porque la moción de censura que el partido de extrema derecha planteará mañana al presidente del Gobierno no va a prosperar. De hecho es una moción rampa porque quien más puede perder no es Pedro Sánchez, sino Pablo Casado, quien deberá posicionarse de una vez en el tablero de juego. O alineándose con Vox a la derecha, o centrando el tiro y negando a ceder sus votos a los de Santiago Abascal.

Se trata de la primera moción de censura que no servirá para intentar cambiar al Gobierno, sino al líder de la oposición a quien Vox ya pisa los talones en las encuestas. Es el día de gloria de Abascal y los suyos. Lo sabrán por sus caras de satisfacción y por lo poco que les importa el resultado.

En cualquier caso, la votación no saldrá adelante de ninguna de las maneras. Y, por contra, permitirá escenificar después de mucho tiempo la coalición de izquierdas que permitió al PSOE desbancar a Mariano Rajoy de Moncloa hace dos años y medio. La misma suma de ocho partidos-Unidos Podemos, ERC, PNV, Compromís, PDeCAT, Bildu y Nueva Canarias- que no ha vuelto a votar conjuntamente desde el estallido de la pandemia. Ni siquiera durante las prórrogas del estado de alarma. Y encima no se descartan apoyos extra desde, por ejemplo, Ciudadanos.

Se trata de una oportunidad inesperada para el PSOE a quien le beneficia hoy por hoy la polarización política. Y no la piensa desaprovechar como palanca de cohesión de la mayoría parlamentaria resquebrajada en los últimos tiempos. Por eso ha acelerado en los últimos días en la redacción del borrador de los nuevos Presupuestos del Estado, que llevan prorrogados desde la época de Cristóbal Montoro.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias aún mantienen importantes diferencias en cuanto a la fiscalidad -Unidas Podemos ansía una subida de IRPF a las rentas más altas- y a la intervención sobre los alquileres. Pero desde PSOE y Unidos Podemos creen que no pueden dejar pasar la ocasión brindada por Vox y se muestran confiados en alcanzar pronto un acuerdo que les permita aprovecharse del dique de contención a la extrema derecha que escenificará la moción de censura para aprobar unas Cuentas que despejarán el futuro del Ejecutivo hasta 2023.

Si el plan le sale bien, el Gobierno aún podrá sacar más tajada. Dependerá de la postura de Pablo Casado ya que, en caso de que se abstenga en la votación de la moción de censura, podrá redoblar su embestida al PP. Recordando que Casado tiene el mismo peso que Abascal en la foto de Colón de la que ya se ha borrado Arrimadas. El PSOE podrá señalar al PP como culpable del bloqueo administrativo y judicial que sufre el país y señalándole como autor del incumplimiento del mandato constitucional que obligaba a la renovación del Poder Judicial o del propio Tribunal Constitucional hace ya dos años.

Y el plan ya está cogiendo forma ya que desde ERC y EH Bildu, Gabriel Rufián y Mertxe Aizpurua, se ha puesto sobre la mesa la necesidad de una estrategia común no solo en la moción, sino en el Congreso en general para frenar a la ultraderecha.

A Vox, además, todo esto no le importa. Su carrera es de fondo, no de 100 metros. En el futuro próximo no puede ansiar a asaltar la Moncloa. Pero sí a desbancar al PP como líder de la oposición. Así que no hará nada por cambiar un escenario que también favorece al PSOE.

EN VÍDEO | El PP aún no revela su voto a la moción de Vox, que ve "una cuestión menor"

Más historias que te pueden interesar: