Un informe demoledor sobre abusos físicos y emocionales a gimnastas británicas

·3 min de lectura
India Weller realiza su rutina de piso durante la competencia femenina del Campeonato Británico de Gimnasia  en 2016. (Foto: REUTERS/Phil Noble)
India Weller realiza su rutina de piso durante la competencia femenina del Campeonato Británico de Gimnasia en 2016. (Foto: REUTERS/Phil Noble)

Un informe de 300 páginas que revela el abuso y maltrato al que han sido sometidas las gimnastas británicas, algunas de ellas menores de edad, ha desatado un escándalo en el Reino Unido.

El organismo rector de la gimnasia británica se prepara para la publicación del reporte que documenta los abusos.

En su informe provisional, Anne Whyte reveló que había recibido presentaciones de casi 400 personas, con 39 casos considerados tan graves que se pasaron a las autoridades locales por razones de protección infantil o preocupaciones de conducta criminal en curso, según publicó el diario The Guardian.

Más de 40 gimnastas han presentado denuncias contra el órgano rector British Gymnastics.

En su reporte, Whyte escribió que British Gymnastics recibió un promedio de 300 quejas al año entre 2015 y 2020, y que había recibido información sobre más de 100 entrenadores y 90 clubes.

La publicación de la revisión de Whyte se produce pocos días después de que conociera que una ex gimnasta acrobática inglesa se convirtió en la primera en ganar un caso civil contra British Gymnastics por el abuso que sufrió practicando ese deporte. El órgano rector admitió toda la responsabilidad y llegó a un acuerdo con Eloise Jotischky, quien alegó que entre 2016 y 2018 quedó "físicamente exhausta" después de haber sido sometida a técnicas inapropiadas de control de peso en su club local.

La gimnasta británica Imogen Cairns salta durante una sesión de entrenamiento antes de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. (Foto: REUTERS/Phil Noble)
La gimnasta británica Imogen Cairns salta durante una sesión de entrenamiento antes de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. (Foto: REUTERS/Phil Noble)

La joven de 19 años es una de las más de 40 gimnastas que presentaron un reclamo contra British Gymnastics, diciendo que fueron víctimas de abuso físico y psicológico sistémico.

"Reconocemos el coraje mostrado por todos, incluyendo gimnastas, padres y entrenadores, quienes compartieron sus experiencias y les agradecemos sus contribuciones. También nos gustaría expresar nuestro agradecimiento a Anne Whyte y su equipo por su trabajo en la preparación de la revisión", indicó una declaración conjunta de UK Sport y Sport England.

Las crecientes acusaciones llevaron a las salidas British Gymnastics de la directora ejecutiva Jane Allen en octubre de 2020, y de la entrenadora en jefe de mujeres Amanda Reddin, una persona clave para la obtención de siete medallas de Gran Bretaña en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Reddin enfrenta una investigación independiente sobre sus métodos de entrenamiento. Fue absuelta de algunos cargos y continuó negando enérgicamente cualquier irregularidad.

En el informe provisional publicado en marzo del año pasado, Whyte dijo que las acusaciones pintaban un "panorama preocupante" del nivel de élite del deporte.

Desde que salió a la luz el alcance del escándalo, British Gymnastics ha realizado una serie de cambios, instalando, respectivamente, un nuevo director ejecutivo y director deportivo.

VIDEO: La celebración de los ticos tras la clasificación al Mundial: "Que se preparen los alemanes y los españoles"

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente