Inter abrió la temporada con una victoria sobre la hora ante Lecce

·1 min de lectura

Inter no se dio por vencido en el Estadio Comunale Via del Mare y se llevó una agónica victoria por 2-1 frente a Lecce, en el marco de la primera jornada de la temporada 2022-23 de la Serie A.

Los dirigidos por Simone Inzaghi venían de una preparación con varias dudas y este partido se presentaba como la esperanza de un inicio alentador, por lo que salieron con todo y, rápidamente, llegaron a romper el cero.

A los dos minutos, cuando su rival todavía no se había acomodado, Romelu Lukaku se hizo presente. Tras un gran centro de Matteo Darmian, el delantero definió de cabeza y convirtió su primer gol oficial desde su vuelta al club.

La ventaja le permitió al Nerazzurro dominar más tranquilo y tomar posesión de la pelota. Si bien tuvo situaciones para ampliar la ventaja con Lukaku y el argentino Lautaro Martínez, le faltó más eficacia en los metros finales.

Ya en la segunda parte, el equipo liderado por Marco Baroni no dio tregua y llegó al empate de contragolpe. Fue Assan Ceesay el encargado de cerrar la jugada, luego de un pase de Federico Di Francesco, y con un remate cruzado.

La necesidad de comenzar con el pie derecho y así reencontrarse con el triunfo obligó a Inzaghi a apostar por cambios ofensivos, como fue el ingreso de Edin Dzeko por Hakan Calhanoglu para formar un triple nueve en la ofensiva.

Sobre el final, Denzel Dumfries aprovechó una asistencia de Lautaro, en la última jugada, y sentenció la agónica victoria. El próximo partido de Inter será el sábado 20 de agosto, cuando reciban en San Siro a Spezia.

Foto: Getty Images