Inter reaccionó a tiempo para derrotar a Parma en el alargue

Alessandro Sabattini/Getty Images

En el estadio Giuseppe Meazza y por los octavos de final de la Coppa Italia, Parma comenzó en ventaja y estuvo cerca de dar la sorpresa, pero Inter reaccionó a tiempo para imponerse por 2-1 en tiempo suplementario.

Cuando apenas habían transcurrido dos minutos, Danilo D'Ambrosio se equivocó en la salida y le regaló la pelota a Franco Vázquez, pero el Mudo sacó un débil remate de zurda que André Onana controló sin dar rebote.

El Neroazzurro controló el 73,5% de la posesión del balón en el primer tiempo, pero no encontró los caminos para generar situaciones de gol: apenas totalizó dos disparos y ninguno al arco custodiado por el legendario Gianluigi Buffon.

Por su parte, el equipo que milita en la Serie B sorprendió al animarse a jugar en campo contrario y a los 38' coronó una excelente jugada colectiva con un golazo de Stanko Juric, quien, asistido de taco por Simon Sohm, desenfundó un potente tiro que se incrustó en el ángulo superior derecho.

Además, antes de ir al entretiempo, una volea del joven polaco Adrian Benedyczak forzó una notable atajada de Onana para evitar que la visita estirara la diferencia en el marcador.

Simone Inzaghi agotó las variantes en el complemento y terminó el partido con la mayor cantidad de jugadores ofensivos en cancha posible. Sus dirigidos inclinaron el campo de juego a su favor, pero siguieron sin lucidez en el último tercio.

Sin embargo, a los 87', cuando parecía que se concretaba el batacazo, Lautaro Martínez capitalizó un corto despeje de la defensa y, pese a no estar bien afirmado, llegó a patear de sobrepique y su tiro se desvió en Yordan Osorio, lo cual dejó sin chances de reacción a Buffon.

Sobre el final del tiempo reglamentario, Buffon, de 44 años, se lució al negarle el tanto de la victoria a Edin Dzeko, quien había conectado un centro con la zurda. En el primera parte del alargue, la chance más clara la tuvo Parma: a los 101', tras un error de Roberto Gagliardini, Antoine Hainaut disparó de zurda y cruzado y su intento salió apenas desviado.

Finalmente, a los 110', Buffon rechazó un centro de Federico Dimarco y la pelota le quedó a Francesco Acerbi, quien llegó a la carrera y con un cabezazo definió por encima de Gigi, que nada pudo hacer para evitar la caída de su equipo. Inter no jugó bien y sufrió más de lo previsto, pero logró el pase a los cuartos de final.

Foto: Alessandro Sabattini/Getty Images