La investigación de Hacienda complica el regreso de Neymar a la Liga

El técnico del PSG elogia al jugador y dice que no se ha avanzado en su salida.
El técnico del PSG elogia al jugador y dice que no se ha avanzado en su salida.


MERCADO

Tanto el Barcelona como el Real Madrid saben que para incorporar a Neymar Da Silva antes deberán resolver los problemas pendientes que el brasileño pueda tener con Hacienda, que le reclama 35 millones de euros correspondientes al año 2017 así como la parte relativa a la prima de renovación y su traspaso al PSG a cambio de 222 millones de euros. De hecho, el padre del futbolista ya ha interpelado al Barcelona en cuanto a esta cuestión, que también debe tener en cuenta el Real Madrid en caso de acometer su incorporación. ¿Quién se hace cargo de los impuestos pendientes?

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El pasado mes de marzo el diario El Mundo se hizo eco de la investigación fiscal a la que Hacienda estaba sometiendo al futbolista tras su traspaso al PSG, en agosto de 2017, al advertir que el brasileño había residido aquel año más de 183 días en Barcelona y que, por lo tanto, debía declarar todos sus ingresos como residente en España, algo que no hizo. El mismo medio señaló entonces que Hacienda había reclamado al PSG la documentación y contratos relativos al fichaje del brasileño pero que los había recibido con las cantidades tachadas.

Es habitual que clubes y jugadores negocien el sueldo neto de forma que si la tributación aumenta quien sufre el impacto son las arcas de los clubes y no de los futbolistas. Sin embargo, la situación tributaria de Neymar tiene sus propias aristas. Para empezar, el brasileño tiene interpuesta una demanda contra el Barcelona por valor de 26 millones de euros correspondientes a la prima de renovación que quedaba por pagar en el momento en el que se marchó al PSG -que también estaría pendiente de tributar en España- y que desde el Camp Nou exigen que retire para afrontar su fichaje.

Neymar ni ha retirado la demanda ni ha cumplido con ninguna de las otras exigencias del Barcelona pero tiempo habrá para ello en la medida que el PSG acepte negociar su salida. Una delegación barcelonista incluso viajó el martes a París para comprobar de primera mano la disponibilidad del club parisino y el próximo viernes el presidente azulgrana coincidirá en la reunión de la ECA con su homólogo en el PSG, Nasser Al Khelaifi, en Liverpool. Pero aun existiendo consenso entre clubes -que todavía no se ha producido- y con el jugador todavía faltará resolver la cuestión tributaria, que no es poco, y así lo ha hecho notar recientemente el padre de Neymar.

Otras historias