Inzaghi, tras la caída en Roma: “Es una derrota que duele”

·2 min de lectura

Inter sufrió su primera caída en el campeonato, luego de dos triunfos al hilo en el inicio de la Serie A, y dejó una mala imagen producto de errores que le permitieron a Lazio ganar en el Olímpico de Roma. Tras la derrota, Simone Inzaghi intentó buscar respuestas al resultado.

El entrenador habló con la prensa al finalizar el encuentro y reconoció que no estuvieron a la altura de lo que significó el partido, pero que la jugada que desperdició Denzel Dumfries apenas decretado el empate con el gol de Lautaro Martínez pudo haber cambiado la historia.

"Se necesita más para ganar un enfrentamiento directo. Es una derrota que duele, porque después del empate Dumfries tuvo una buena oportunidad y probablemente necesitábamos más mala leche y más convicción”, manifestó al respecto del 1-3 en contra ante las Águilas.

Al respecto, precisamente, mencionó que el segundo tanto local desequilibró el rumbo: “El gol de Luis Alberto rompió el partido, estaba equilibrado. Luego también tuvimos un par de ocasiones con (Edin) Dzeko y (Joaquín) Correa, pero en los duelos directos necesitas más”.

Además, le quitó responsabilidad a los defensores. "No es una cuestión de defensas, todo el equipo debe hacerlo mejor en la fase de no posesión. Un equipo como el nuestro no puede recibir un gol como el primero, lo vi otra vez en el final del partido”, afirmó el director técnico.

“Hemos tenido que leer mejor esa acción. Los otros dos fueron el resultado de importantes jugadas individuales”, reconoció. Por otra parte, se refirió a la tarea de Romelu Lukaku, que solo marcó un gol en estas tres fechas: “Jugó lo mejor posible en los dos primeros partidos”.

Por último, enfrentó las críticas. “Entiendo que se hable de la formación, pero probablemente si Dumfries hubiera marcado en lugar de Luis Alberto, estaríamos hablando de otra cosa. Tenemos que ser mejores a la hora de poner los episodios de nuestro lado", cerró Inzaghi.

Para el Nerazzurri, que el próximo fin de semana jugará el clásico con Milan, tendrá la posibilidad de tomarse revancha de inmediato este martes cuando reciba a Cremonese en el Giuseppe Meazza con la intención de volver al camino del triunfo.

Foto: Getty Images