Inzaghi, tras la derrota ante Bologna: "Quedan doce puntos en juego y todo puede pasar"

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·1 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

El entrenador del Inter, Simone Inzaghi, respaldó a sus jugadores después de la dura derrota ante Bologna que los dejó sin la oportunidad de depender de sí mismo para obtener el título en la Serie A.

El Nerazzurro empezó ganando este miércoles, pero un par de desatenciones en defensa lo condenaron a la derrota en el Estadio Renato Dall'Ara. Así entonces, con cuatro fechas por disputar en el torneo, Inter quedó por detrás de su máximo rival, el Milan, en la tabla.

"Es difícil (ganar el torneo), pero sé que tengo un equipo de grandes jugadores que harán todo lo posible para terminar bien este campeonato, aunque ya no seamos dueños de nuestro destino", dijo Inzaghi ante la prensa tras el partido.

"Quedan cuatro partidos, hemos visto que ha sido un campeonato de sorpresas y con partidos que se definieron en el final. Todavía quedan doce puntos en juego y cualquier cosa puede pasar", añadió.

Por otra parte, Inzaghi defendió al arquero Radu tras su error en el segundo tiempo que derivó en el gol de la victoria de Sansone, a diez minutos del final del partido. "Radu cometió un error como yo o un delantero o un centrocampista pueden cometer", le dijo a DAZN.

“Cuando un arquero se equivoca, se destaca más. Ahora nos toca reaccionar ante una derrota dolorosa, encarando un partido a la vez sabiendo que ya no somos dueños de nuestro destino", completó.

Inter buscará recuperar las buenas sensaciones y reencontrarse con la victoria en el partido del próximo domingo ante Udinese.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente